Banca digital-online-internet

La revolución tecnológica está afectando a todos los sectores transformado todo tipo de industrias. Es por ello que en esta era digital se habla cada vez más sobre el futuro de la banca y su transformación a la banca electrónica, un sector que tiene una materia prima muy valiosa; los datos de los clientes.

La banca suele estar protegida por la confianza de los clientes puesto que los ciudadanos necesitan esa confianza para depositar sus ahorros, crear plan de inversiones o simplemente domiciliar sus nóminas o pensiones. Si la banca del futuro estuviera basada 100% en Internet, ¿qué sucedería con la confianza de los clientes?

La banca es el centro de nuestras finanzas personales y todos necesitamos una cuenta bancaria, tarjeta de crédito o débito. Si estas gestiones se transforman y se empiezan a realizar de manera digital, puede crear desconfianza en aquellos ciudadanos que no son partidarios o no están familiarizados con esta era digital.

Los trabajadores de la Banca son un factor influyente en los clientes que acuden a los bancos, por lo tanto si los cambios tecnológicos afectan a los empleados, ¿quién se encargará de la relación personalizada con el cliente?, ¿quién intentará tranquilizar o ayudar al cliente con sus gestiones?. Si el futuro de la banca está basado en una transformación tecnológica, la banca debería llevar adaptar ese cambio a las necesidades de sus clientes :

  1. Los usuarios de banca móvil aumentan cada año, son cada vez más las personas que eligen la banca móvil para consultar sus finanzas, sin embargo la banca podría proporcionar más información sobre este canal a aquellas personas que desconozcan las funcionalidades de la banca móvil.Son muchas las operaciones que se pueden realizar a través de este medio y desde cualquier lugar, sin tener que acudir a una sucursal bancaria.
  2. Trabajadores más especializados para proporcionar una información más específica sobre los avances tecnológicos de la banca. Si este cambio provoca la desaparición de oficinas y por ello de puestos de trabajos, deberían seguir existiendo empleados que estén disponibles para proporcionar la información necesaria para solucionar las cuestiones de los clientes y disponer de una información más detallada de los productos o servicios de la banca.
  3. Reforzar la ciberseguridad  y comunicar las medidas que toman para proteger los datos de los clientes en la banca electrónica. Este es la principal desventaja que provoca la desconfianza del cliente en este tipo de banca, pues nadie quiere que sus datos privados se conviertan en públicos y afecte a su vida íntima.