Sacar dinero en un cajero automático no es tan sencillo como meter la tarjeta, teclear el PIN y recoger el dinero, tienes que tener cuidado.

Existen numerosos métodos con los que un ciberdelincuente es capaz de obtener tus datos bancarios, por ejemplo el skimmer, un hueco falso para las tarjetas de crédito y débito que se encarga de registrar toda la información, y que funciona junto a pequeñas cámaras que graban nuestros PIN mientras los introducimos.

¿Cómo detectarlo?

Suele estar incorporado en una ranura cubierta de plástico en la parte inferior derecha. Se trata de un chip que se encarga de leer los datos de la tarjeta y la transacción. Para evitar este fraude, es recomendable tirar un poco del skimmer para ver si es real y, por supuesto, tapar la introducción del código secreto. Pues el skimmer falso va acompañado de una cámara de botón situada en la parte superior derecha de la ranura por la que se extrae el dinero que es capaz de capturar la introducción del PIN.

Otros tipos de fraude

Actualmente, también están muy de moda los keyloggers físicos, un teclado falso que se superpone al teclado real, de forma que va capturando los códigos.

Lo que está claro es que antes de sacar dinero en un cajero automático debes revisar bien que todo esté en orden y tener mucho cuidado con el código secreto.

Puedes ver más artículos como este en OneMagazine.