Chile_banderas_en_Puerto_Montt
La gran transformación económica de Chile desde finales del siglo pasado le ha llevado a ser uno de los principales receptores de emigrantes de América Latina, que eligen el país para comenzar o continuar su vida profesional. Este fenómeno es consecuencia del rápido crecimiento económico y la facilidad de entrada en Chile.

La economía de Chile se sitúa por encima de la media de la región, ya que en términos de producto interior bruto, es la quinta mayor potencia de la economía de América Latina, con un crecimiento del 2,1 % en 2015 respecto al año anterior. Este éxito económico ha conseguido que Chile sea un destino atractivo para los inmigrantes. En concreto, Santiago, la capital de Chile, es el centro de inmigración, pues es la ciudad que ofrece más empleo y tiene un mayor volumen económmico

Además, entre los factores que influyen en las decisiones de los ciudadanos extranjeros a la hora de comenzar su proyecto de vida en Chile,se encuentra la baja tasa de desempleo del 5,8 %, según los últimos datos publicados por el Instituto Nacional de Estadísticas del período comprendido entre octubre y diciembre de 2015, y los bajos niveles de delincuencia y criminalidad que existen en el país. Actualmente, la cifra es de 477.553 inmigrantes, de los cuales más del 37% provienen de Perú, seguidos por argentinos y bolivianos,según los datos aportados por el Departamento de Extranjería del Ministerio del Interior. No obstante, también provienen de países como Haití y República Dominicana

Si sigue esta tendencia al alza y siguen existiendo facilidad para entrar y con pocas barreras migratorias, el Servicio Jesuita a Migrantes (SJM) estima que para el año 2023 el país alcanzará el millón de migrantes. Por este motivo, ante esta situación, surge la discusión de implantar una mejor política migratoria, que se adapte a este nuevo escenario y puede integrar la población chilena con los ciudadanos extranjeros.