internet-nube-digitalización-tecnología

La clave para sobrevivir en la era digital es renovarse y adaptarse al nuevo modelo de negocio. Gracias a Internet, a la tecnología móvil y al Internet de las cosas, la interconexión entre las personas, empresas y lugares está creciendo a ritmos imprevisibles.

Esta transformación digital ha hecho que aparezcan fenómenos como el big data, las redes sociales o el internet de las cosas. Estos factores están influyendo de manera positiva en la revolución digital. Según un estudio publicado por The Boston Consulting Group, las empresas que usan Big Data incrementan un 12% más sus ingresos con respecto de las empresas que no lo utilizan.

¿Qué sucede con el modelo de negocio empresarial?

La aceleración del cambio tecnológico afecta a todos los sectores, es por ello que las empresas deben reformular un nuevo entorno empresarial, es decir, un nuevo modelo de negocio. Este nueva estrategia a seguir se debe adaptar al nuevo cliente, que está cada vez más conectado a Internet y por lo tanto tiene un mayor acceso a la información. Hoy en día ya podemos comprobar como carpinteros, albañiles, peluqueros,entre otros, ofrecen sus servicios por Internet, como personas desempleadas crean un vídeo de su currículum y lo publican en los portales de empleo o como las empresas responden a las consultas o reclamaciones por redes sociales.

¿De qué manera influye esto a las empresas?

Si los usuarios reciben cada día más información, las empresas tendrán que luchar por ser la mejor empresa. Sin embargo, con eso no será suficiente y las empresas deberán también ofrecer una mayor atención al cliente que ayude a potenciar y favorecer la relación con el mismo. Así pues, este nuevo entorno exige una mayor participación e innovación continua por parte de la empresa para convertir sus servicios en experiencias únicas.

Esta era de la digitalización abre puertas para conocer mejor a los clientes, saber cómo vive la gente y qué necesita, permite innovar en nuevos productos y servicios, en nuevas formas de comunicación y bases de datos para gestionar toda la información tanto de los clientes como de las empresas competidoras.

Además, con estas mejores las empresas pueden expandir la presencia de su marca en la red, incrementar la relación con los clientes y así darse a conocer más rápidamente. Los usuarios están cada vez más conectados a Internet y por lo tanto, sería la vía más efectiva para llamar la atención de los mismos.

En definitivas, en esta nueva era, no sobrevivirán las empresas más grandes sino aquellas que se adapten a este nuevo escenario digital y que por lo tanto, podrán incrementar sus beneficios.