Esta Semana Santa se crearán en España entre 140 y 162.000 contratos de empleo, según las consultoras Adecco y Randstad. Cifra récord en los últimos años que supondrá entre un 8-10% más que en 2016.

Levante, Andalucía y Madrid son los destinos que lideran esta cifra. El mayor incremento respecto al año anterior se lo lleva Castilla y León, con un 15% más de contratos de empleo firmados.

 El 70% de los puestos de empleo en Semana Santa se crean en Cataluña, Valencia, Murcia, Andalucía y Madrid.

Vacaciones, buen tiempo, reactivación económica y espíritu viajero, el combo perfecto que están haciendo que esta Semana Santa llegue a cifras récord de empleo, turismo y consumo.

15 millones de desplazamientos, más del 90% de ocupación hotelera, 75% de ocupación en turismo rural, pistas de esquí abiertas y temperaturas veraniegas alcanzando superando los 30º en Sevilla o Granada, son algunos de los datos que están impactando en estos días de fiesta.

El turismo, es el motor económico de España y Semana Santa es fecha clave en el calendario para este sector; Transporte y logística, aeropuertos, hostelería, retail y operarios de call-center se llevan un 37% de los puestos de trabajo ofertados.

El empleo que se crea en estas fechas, es un empleo temporal, para perfiles poco cualificados pero con experiencia previa en sus funciones que les permita una rápida adaptación; Camareros, azafatas y animadores, cocineros, dependientes o recepcionistas con idiomas, son las ofertas que más se han escuchado en estas últimas semanas. Este último factor; Los idiomas, sigue siendo la asignatura pendiente de muchos españoles, pero una de las características más solicitadas para encontrar empleo.

El turismo internacional es una fuente de ingresos muy relevante en España y adaptarnos a sus necesidades es una obligación. El inglés es fundamental, pero también se valoran otros como el francés, ruso, árabe, alemán o chino debido a la afluencia de visitantes de estos países.

La Semana Santa para muchos no es una temporada de descanso, procesiones y familia, sino que supone el salto al mundo laboral para quienes encuentran empleo en estas fechas y la oportunidad de poder prolongar su contrato hasta la temporada de verano, por la cercanía en el tiempo. Muchos estudiantes o parados de larga duración, encuentran un empleo temporal para conseguir unos ahorros y algo de experiencia laboral.

Aunque la mayoría son empleos de corta duración o incluso de horas, supone una oportunidad para demostrar la valía del candidato y que puedan volver a contar con él en futuras ocasiones y quien sabe, si en mejores condiciones. Sin duda, cualquier contrato de empleo, supondrá una mejora en la empleabilidad de los trabajadores.