Entre los desafíos que afectan a las grandes empresas energéticas se encuentra su transición a las energías renovables. Para poder hacer frente a este reto, muchas están barajando fusiones que les permitan aumentar su tamaño. A continuación desentrañamos el panorama de las energéticas y sus posibles movimientos.

Tanto Iberdrola como Gas Natural Fenosa pretenden ser más fuerte, por lo que tratan de alcanzar un mayor tamaño. En el horizonte está el reto de las energías renovables, que ofrecen mejores perspectivas que el carbón, la energía nuclear y la generación tradicional de gas.

El origen: Gas Natural Fenosa y Energías de Portugal

Las distintas compañías ya han comenzado a tantearse. Todo empezó en julio, cuando Gas Natural Fenosa sondeó a la portuguesa EDP (Energías de Portugal). La posible fusión quedó valorada en 35.000 millones, convirtiéndose en la mayor eléctrica por valor en bolsa. Pese a que ambas empresas hayan negado estos contactos, Isidre Fainé (presidente de Gas Natural Fenosa) se reunió recientemente con los propietarios chinos de Energías de Portugal.

Si Gas Natural Fenosa apuesta por una estrategia de crecimiento y expansión es lógico que baraje opciones como la fusión. A pesar de la insistencia de Energías de Portugal y Gas Natural Fenosa por negar cualquier tipo de contacto, una posible fusión entre ambas compañías no sería nada descabellado, pues se trata de empresas complementarias. Decimos que EDP y Gas Natural Fenosa son complementarias porque mientras que EDP trabaja en las energías solar y eólica, Gas Natural se ocupa del suministro y la obtención de gas. La fusión sería más que viable y dibujaría un horizonte muy alentador: sería fácil que ambas empresas superasen los exámenes de competencia, es más, están cuadrando sus balances ante cualquier posibilidad.

Otras posibles fusiones

Iberdrola está efectuando movimientos similares a los de Gas Natural Fenosa. Como primera empresa eléctrica española Iberdrola cuenta con un gran volumen de negocio en América. Ya en nuestro artículo “Iberdrola se lanza a por el mercado latinoamericano” advertíamos de la fuerte apuesta de Iberdrola en el mercado americano. Pues bien, Centroeuropa ha atraído la atención de Iberdrola, que se ha fijado en las alemanas RWE y E.On. Por otro lado, Enel, presente en España a través de Endesa podría formar parte de un proceso de fusión con cualquier empresa europea.

La compañía energética francesa EDF (Electricidad de Francia), como primera empresa de generación y distribución de electricidad en Francia deberá hacer frente al declive de la energía nuclear y adaptarse a unos tiempos en los que las energías renovables serán las protagonistas. Es por ello por lo que EDF también puede entrar en los futuros procesos de fusiones.

Atrás quedan los tiempos en los que la energía nuclear era la gran apuesta de las eléctricas, prueba de ello es que Iberdrola está meditando desprenderse de las centrales nucleares por los malos resultados económicos que arroja su parcela nuclear. Cada vez es mayor la demanda de un suministro económico de energía, con tecnologías baratas, por lo que la energía eólica y solar están ganando peso. Todo ello supone una amenaza para fuentes de energía más tradicionales y contaminantes como el carbón, el gas y la energía nuclear.