Streets of Shanghai at night, China, East Asia.

Un informe publicado por la revista económica Hurun, equivalente a Forbes, afirma que en la capital asiática vive un centenar de personas que disponen de una fortuna superior a los 1.000 millones de dólares, mientras que en la urbe estadounidense la cifra de los más adinerados del planeta asciende a noventa y cinco.

A pesar de la desaceleración económica, el número de grandes fortunas no deja de incrementarse en China; de hecho, el gigante asiático supera también a Estados Unidos como el país que más multimillonarios acoge, con 568 frente a 535. Igualmente, cinco de sus ciudades (Pekín, Hong Kong, Shanghái, Shenzhen y Hangzhou) se convierten en los destinos de los más ricos del mundo mientras que, por su parte, las urbes norteamericanas que más vínculos enlazan con las macrosumas de dinero son Nueva York, San Francisco y Los Ángeles.

De modo paralelo, Moscú se sitúa como la tercera ciudad que alberga más multimillonarios del planeta, por detrás de Pekín y Nueva York, al tiempo que India se sitúa como el tercer país, con 111 personas. Por último, España ocupa un decimoctavo lugar, con 21 individuos que poseen más de 1.000 millones de dólares.

Más de 2.000 supermillonarios

Las estimaciones de Hurun también muestran que, a pesar de la fragilidad económica mundial, el número total de supermillonarios llega a la cifra de 2.188 personas; de hecho, su fortuna ha crecido cerca de un 10%, superando los 7 billones de dólares, una suma equivalente al valor de las economías de Reino Unido y Alemania en conjunto.

En concreto, China es el país que ha experimentado un mayor aumento de multimillonarios en 2015 (90 más), mientras que Rusia fue el que más perdió (-14). Y en cuanto a sectores de producción, las compañías manufactureras, farmacéuticas y tecnológicas son las que obtienen los resultados más favorables. Por el contrario, las empresas centradas en negocios energéticos e inmobiliarios registran las peores expectativas.

A este respecto, Ruper Hoogewerf, responsable del estudio, asegura que “a pesar de la desaceleración y la caída de los mercados de valores, China acuñó más nuevos multimillonarios que cualquier otro país en el mundo durante el año pasado. En el resto del planeta, el crecimiento de este grupo se vio frenado por la ralentización de la eeconomía mundial, el fortalecimiento del dólar y la caída de precios del petróleo. El número de grandes fortunas, sin embargo, ha aumentado un 50% desde 2013″.

Bill Gates sigue siendo el hombre más rico del mundo

Con todo, entre los diez individuos más ricos del mundo, no figura ningún multimillonario chino: Bill Gates sigue liderando la clasificación, con una fortuna valorada en 80.000 millones de dólares, aunque un 6% más reducida que en el año 2014. En segunda posición se encuentra Warren Buffet, inversor estadounidense, con 68.000 millones, pero con unas pérdidas del 11%; y en tercer lugar se sitúa el español Amancio Ortega, dueño de Inditex, con 64.000 millones de dólares y un incremento del 16% en comparación con el mismo periodo, 2014.

A su vez, Jeff Bezos, fundador de Amazon, es quien experimenta la subida más espectacular de la lista, escalando 18 posiciones, para ubicarse en cuarto lugar con una fortuna estimada de 53.000 millones de dólares. De otro lado, el hombre más rico de China es Wang Jianlin, dueño del conglomerado Wanda, que se sitúa en el vigesimoprimer puesto en el mundo, con 26.000 millones.