Llegan buenas noticias para Estados Unidos en lo que se refiere a comercio internacional. Los estadounidenses han registrado su menor déficit comercial en 11 meses. Estamos hablando de un déficit comercial que se sitúa en los 42.400 millones de dólares en agosto. Pero, ¿cómo ha conseguido reducir Estados Unidos su déficit comercial?

Mejora de la balanza comercial estadounidense

El notable descenso que indican los datos de agosto se debe en buena medida al incremento de las exportaciones. Los estadounidenses aumentaron sus exportaciones hasta alcanzar 193.500 millones de dólares, es decir, un incremento del 0,4%. Estamos pues ante el nivel de exportaciones más alto de Estados Unidos en los últimos dos años. Esta buena noticia puede contribuir a impulsar la economía norteamericana, que ha resultado bastante afectada por la devastación provocada por los huracanes Harvey, Irma y María.

El impacto que ha causado la destrucción de los huracanes no es nada desdeñable. Zonas como Florida, Luisiana y Texas han sufrido importantes daños. Precisamente en esos lugares es donde se localizan las grandes refinerías estadounidenses.

Al tiempo que aumentaban las exportaciones, las importaciones disminuyeron un 0,1%. Los datos del Departamento de Comercio cifran las importaciones en un total de 237.000 millones de dólares.

La mejora de las exportaciones se debe al incremento de la venta de vehículos al extranjero, mientras que el descenso de las importaciones se debe a una menor demanda de alimentos del exterior y a la disminución de las compras de suministros extranjeros en el exterior. La caída del dólar también ha contribuido a la mejora de las exportaciones, ya que de ese modo, los productos estadounidenses son más baratos en el extranjero.

Ahora bien, los 42.400 millones de déficit en las balanzas comerciales estadounidenses no son ninguna sorpresa. Las predicciones de los expertos ya anticipaban un déficit comercial que oscilase entre los 41.400 y 45.200 millones de dólares.

Por el contrario, si analizamos el déficit comercial de Estados Unidos considerando un periodo de tiempo más amplio, las cosas cambian.  En los primeros ocho meses del presente año el déficit comercial acumulado llega a los 361.360 millones de dólares, es decir, un 8,75% superior al de 2016 (332.280 millones de dólares).

Pero, ¿qué significan estas multimillonarias cifras? Que Estados Unidos se encuentre en situación de déficit comercial quiere decir que compra más bienes de países extranjeros que los que vende. Cuanto menor sea el déficit comercial de un país, mejor será la marcha de la economía nacional.

Consecuencias de la política comercial de Trump

El Presidente Trump siempre ha abogado por reducir el déficit comercial, apostando fuertemente por los bienes y servicios que ofrece la economía nacional. Trump también señaló que el déficit comercial estadounidense se debe a las malas prácticas comerciales de países como China y a tratados comerciales perjudiciales.

Pese a las constantes críticas de Trump al modo en que China compite en el comercio internacional, lo cierto es que el saldo negativo con China se ha visto ampliado hasta llegar a los 33.861 millones de dólares. En materia comercial, la polémica también está servida con México. Recordemos que el déficit con México ha pasado de los 4.776 millones en el mes de julio a los 5.602 millones de dólares en agosto.

Veremos cómo afectan las medidas de Trump a la balanza comercial de los Estados Unidos. Queda por delante la cuarta ronda de negociaciones del TLCAN, que tendrán lugar entre el 11 y el 15 de octubre en Washington. Las conversaciones no serán fáciles, de hecho, ya lo advertimos en nuestro artículo “El TLCAN y su duro proceso de negociación“. Prueba de lo difícil que será alcanzar acuerdos es que Trump se refiere al Tratado de Libre Comercio de América del Norte como un “desastre”.