Las ultimas noticias sobre Trump y su equipo de gobierno han hecho estragos esta semana en la economía estadounidense. Tras la publicación del ex director del FBI, se han manifestado las protestas que piden la destitución de Trump como presidente de los EEUU.

El dólar vuelve a verse lastrado por la situación política en el país y los mercados financieros sufren un varapalo tras la noticia del posible impeachment (destitución de un cargo público).

¿Qué ha ocurrido con Donald Trump?

Hace unos días hablábamos sobre las propuestas de Trump y la rebaja fiscal que se quería aplicar en EEUU. Esta rebaja fiscal suponía para Estados Unidos un gran crecimiento en su economía y así lo festejaron los mercados financieros con elevadas subidas en sus principales índices bursátiles.

Donald Trump y su equipo de gobierno parecía haber dado con la tecla para ganarse a la población estadounidense, pero una nueva noticia esta semana volvía a sacudir a Trump y a los mercados financieros.

Las protestas a Trump surgieron cuando James Comey, ex director del FBI, publicó unos documentos donde se reflejaba que Donald Trump le pedía a su ex consejero de seguridad nacional, Michael Flynn, que cerrará las investigaciones que se llevaban a cabo sobre los vínculos de Flynn y la campaña del presidente con Rusia.

Este hecho se ha considerado una obstrucción a la justicia por parte de Trump y se considera un delito de extrema gravedad llegando a pedir la destitución inmediata del presidente estadounidense.

Personalidades estadounidenses ya se han manifestado diciendo que las acusaciones a trump tiene la suficiente gravedad como para procesarlo del cargo.

Justin Amash, congresista republicano por Michigan anunciaba públicamente que cree que las acusaciones que se le han realizado a Trump podrían ser motivo suficiente para un impeachment.

Laurence Tribe, profesor de la universidad de Harvard anunciaba que hay elemento más que suficientes para pensar que Trump ha cometido un crimen por obstrucción a la justicia.

¿Cómo ha afectado esto a la economía?

Tras la victoria de Trump en las urnas, Wall Street le dio la enhorabuena y ha estado celebrándolo a su manera, marcando un record tras otro, grandes subidas en bancos y grandes empresas, pero con la última noticia publicada sobre las acusaciones al presidente, el mercado ha dejado de cegarse con el presidente y ha comenzado a cotizar sus errores.

El problema real al que se enfrenta el presidente Trump es que si finalmente se optase por la realización del impeachment, todas las propuestas y todas las reformas que se habían anunciado por parte del gobierno americano, se verían frustradas.

Tras anunciarse la noticia, los mercados financieros se declinaron, un hecho que significa que el mercado empieza a ver elementos suficientes para pensar que el proceso de impeachment es posible.

Las caídas pueden ser el comienzo de grandes correcciones, ya que la mayoría de las subidas desde su elección se han asentado en las expectativas sobre la reforma fiscal anunciada por Trump.

El Dow Jones y el S&P 500 registraron la peor jornada desde septiembre de 2016. El Nasdaq registró su peor sesión desde el pasado 24 de junio mientras los inversores optaron por valores refugio como el bono del Tesoro a 10 años cuyo rendimiento cayó hasta el 2,21%.

Pese a las continuas subidas de los mercados estadounidenses y el festejo de las rebajas fiscales, los mercados se vuelven a ver sometidos en otra fase bajista quedándose en duda si las políticas fiscales se llevarán a cabo o no.

Quizás la situación actual se parezca al Watergate que llevó al presidente Richard Nixon a presentar su dimisión. En aquel entonces el mercado sufrió una de las peores caídas bursátiles que se recuerda, con el mercado bajista de 1973-1975.

El dólar también se vio involucrado en la noticia. Tras los datos publicados sobre las solicitudes iniciales de subsidio por desempleo y la actividad manufacturera de la región de Philadelphia, el dólar se vio fortalecido momentáneamente, pero la noticia del “impeachment” eclipsó por completo los datos publicados e hizo caer la divisa a mínimos de seis meses con respecto a las demás monedas principales.

El dólar perdió durante la semana más de un 3% contra el euro, terminando con la tendencia bajista de medio plazo y alcanzando máximos de los últimos 6 meses al alcanzar los 1,12 dólares por euro.

 

Todavía no está nada dicho. Ahora queda esperar la resolución del caso y la decisión que se tomará finalmente, si la continuidad de Donald Trump como presidente o su destitución, en caso de ser así, habría que decidir de nuevo quien sería el presidente de los Estados Unidos, pero eso ahora mismo es hablar por hablar, ya que un proceso de tal calibre es muy difícil de que ocurra. Ahora toca esperar el veredicto final.