La compañía finlandesa Rovio Entertainement, conocida por ser la creadora del popular juego Angry Birds está preparando su salida a bolsa. Al parecer, Rovio está preparando una Oferta Pública de Venta de acciones por valor de 30 millones de euros que le permita realizar adquisiciones. En Economipedia analizamos los planes de la compañía escandinava.

Bien es cierto que la película de Angry Birds ha supuesto un estímulo importante para la finlandesa Rovio. A pesar de ello, la creadora de Angry Birds está planteándose nuevas fórmulas para obtener ingresos, entre las que se encuentra su salida a bolsa. Y es que el debut en bolsa forma parte de una estrategia de crecimiento. Pese a que la empresa no ha ofrecido información sobre su posible valor, las estimaciones sitúan la valoración de la compañía en unos 2.000 millones de dólares.

La experiencia de este tipo de empresas no es muy halagüeña. Son muchas las empresas dedicadas a los videojuegos las que han terminado fracasando en bolsa. Es por ello por lo que la salida a bolsa de Rovio Entertainement provoca dudas sobre su viabilidad.

Rovio en profundidad

La finlandesa Rovio experimentó un notable crecimiento desde que en el año 2009 se produjese el lanzamiento del juego Angry Birds. La compañía diversificó sus productos y su difusión aumentó gracias a la venta de juguetes y ropa de Angry Birds. Como anteriormente mencionábamos, el estreno en 2016 de la película en 3D supuso un impulso en las ventas de videojuegos.

Prueba del impacto tan positivo que ha tenido la película sobre las ventas de Rovio son sus ventas del primer semestre del presente año: 153 millones de euros. El beneficio ha pasado de los 11 millones del ejercicio anterior a los 43 millones en el último año.

Pese a las malas experiencias pasadas de las empresas de software de entretenimiento en bolsa, las valoraciones del analista finlandés Atte Riikola invitan al optimismo. Riikola afirma que “Las valoraciones, también para las compañías de juegos, se han disparado en los últimos años. Así que es un buen momento para salir Bolsa.”

Otros datos que nos llevan a tener una visión positiva de Rovio son que en el segundo trimestre sus juegos tuvieron un promedio de 80 millones de usuarios y que se está planeando una secuela de la película de Angry Birds.

Razones para la prudencia y el escepticismo

Si analizamos los datos de Bloomberg en la industria de los videojuegos, hallamos que las compañías que debutaron este año llegaron a perder en bolsa una media de un 18%. Un ejemplo muy ilustrativo de esta situación es la empresa King Digital Entertainement, creadora del famoso Candy Crush. Pues bien, King Digital Entertainement tuvo uno de los peores estrenos en Wall Street en 2014. Tal fue su descalabro que el primer día como empresa cotizada llegó a caer un 15%.

Es justo reconocer que el aumento de las ventas de Rovio ha sido espectacular. Estamos hablando de un incremento del 94% con respecto al primer semestre del año pasado. En favor de la compañía finlandesa hay que destacar que se trata de una empresa muy diversificada, lo que contribuye a disminuir los posibles riesgos.

Hay quien considera que la valoración de Rovio por un total de 2.000 millones de dólares es excesiva y las previsiones más conservadoras estiman el valor de Rovio en 1.000 millones dólares, situándolo en sintonía con el valor de los principales competidores del sector.

El proyecto de Rovio aporta argumentos que pueden convencernos de su solidez a corto y medio plazo, pero por delante tiene retos como encontrar nuevas fuentes de ingresos más allá de los pájaros del videojuego Angry Birds.