Si los economistas en verdad fueran buenos para los negocios, serian hombres ricos, no los asesores de los hombres ricos

Kirk Kerkorian

Economistas