La acción preferente es una acción que confiere a su titular un privilegio extra, generalmente de tipo económico, con respecto a lo que comúnmente conocemos como acción ordinaria. Por ejemplo, el tenedor de una acción preferente, tiene mayor jerarquía en el cobro de dividendos o en la distribución del patrimonio restante en caso de quiebra por parte de la compañía.

Al igual que sucede con los accionistas ordinarios, las acciones preferentes no tienen caducidad, pero sin embargo, a diferencia de las acciones ordinarias, las acciones preferentes no legitiman a su poseedor derecho de voto en las juntas de accionistas ordinarias o extraordinarias, ni tampoco asignan alguna participación en el capital de la empresa. Asimismo, la rentabilidad de las acciones preferentes tampoco está garantizada, debido a que queda vinculada a la obtención de beneficios.

Es importante mencionar que en algunos países se incentiva la emisión de este tipo de acciones, ya que se consideran activos de alta calidad. Existen diferentes clases de acciones preferentes, de clase A, B, C, convertibles, de renta mensual, perpetuas, no acumulativas, etc. En EEUU, por ejemplo, existen dos tipos de acciones preferentes que son las preferenciales y las preferenciales convertibles. Además, existen ventajas fiscales en el impuesto sobre la renta por la tenencia de éstas.

Tipos de acciones preferentes

Generalmente, las acciones preferentes más emitidas por las empresas son las siguientes:

  • Acciones preferenciales acumulativas: Si no se llegará a pagar el dividendo, se acumula para futuros pagos.
  • Acciones no cumulativas: El dividendo no se acumula si no se llega a pagar. Este tipo de acción preferente es el más común emitido entre los bancos.
  • Acciones preferenciales convertibles: Tienen la opción de convertirse en una acción a un precio preestablecido.
  • Acciones preferenciales intercambiables: Tiene la opción de ser intercambiada por otra acción con otro tipo de seguridad bajo ciertas condiciones.
  • Acciones preferenciales de renta mensual: Es un híbrido entre una acción preferencial y una deuda subordinada.
  • Acciones preferenciales participantes: Permite la posibilidad de dividendos adicionales bajo determinadas condiciones.
  • Acciones preferenciales perpetuas: No tienen una fecha de devolución del capital invertido.