Una acción sindicada es un tipo de acción vinculada a un pacto que impide su libre transmisión sin el previo acuerdo entre el resto de accionistas.

Una de las principales características de una acción es la libertad de transmisión (a diferencia de, por ejemplo, las participaciones en una Sociedad Limitada). Por tanto, la acción sindicada es una excepción al resto de acciones, ya que se limita la libertad de transmisión del título por parte del accionista.

Características de la acción sindicada

Las principales características de las acciones sindicadas son las siguientes:

  • La acción sindicada es un título que representa una parte alícuota del capital social de una Sociedad Anónima. Esta característica es común en todas las acciones.
  • La acción sindicada no puede transmitirse libremente por parte de su titular. Necesita la aprobación previa por parte del resto de accionistas para poder transmitir la acción sindicada. En este sentido, la acción sindicada se asemeja a la participación de una Sociedad Limitada, donde es habitual también la existencia de pactos para la transmisión de los títulos.

¿Por qué existen las acciones sindicadas?

Como ya hemos comentado anteriormente, una de las características de la acción es su libre transmisibilidad, algo que se limita en la acción sindicada. Por tanto, la principal finalidad de la acción finalidad es controlar la titularidad del capital social. Es decir, que el resto de los accionistas puedan decidir quién forma parte de la sociedad y quién no.

Mediante el control de la entrada y salida de los accionistas es posible establecer una política empresarial a largo plazo sin el riesgo de que la entrada de nuevos accionistas la puedan cambiar. Además, también permite que las acciones se transmitan entre los accionistas que ya forman parte de la sociedad, impidiendo la entrada de nuevos accionistas.