El accionariado es el conjunto de accionistas de una organización o empresa.

Se designa como accionariado a la agrupación de personas u agentes económicos que poseen participaciones o acciones de una empresa. El conjunto total del accionariado corresponde al 100% de la propiedad de la empresa dentro del cual pueden coexistir accionistas con participaciones mayoritarias y minoritarias.

Elementos del accionariado

El accionariado está constituido por los accionistas individuales, esto es, cualquier agente que sea dueño de acciones de una sociedad o empresa. Los accionistas pueden ser tanto personas físicas como jurídicas.

Cabe recordar que una acción es un título o valor financiero que representa un derecho sobre la propiedad de la empresa. Usualmente, mientras más acciones tiene un agente, mayor poder de decisión o veto tendrá sobre el rumbo que seguirá la empresa y sus políticas de desarrollo interno y externo.

Los accionistas se pueden agrupar en dos grandes grupos: minoritarios y mayoritarios. Los primeros cuentan con un número reducido de acciones por lo que no tienen poder de decisión en la empresa a menos que logren agruparse y consolidar su posición. Los segundos en cambio, cuentan con un monto significativo de acciones por lo que pueden influir en las decisiones estratégicas de la empresa.

Estructura del accionariado

Cuando hablamos de la estructura del accionariado nos referimos a la descripción de cómo se reparten las acciones entre distintos tipos de titulares. Estos últimos puede catalogarse en diversos grupos como por ejemplo: institucional/particular, nacional/extranjero, mayoristas/minoristas, etc.

A modo de ejemplo, veamos la estructura accionarial que se presenta en el sitio web de la Red Eléctrica de España: “El accionariado de la Sociedad está compuesto por un 20 %, titularidad de SEPI y un 80 % restante que es de cotización libre (free-float). El capital social de la compañía es de 270.540.000 euros, que se encuentra representado por 541.080.000 acciones al portador, totalmente suscritas y desembolsadas, con un valor nominal de 0,50 euros”.

Además, se describe que dentro del 80% de cotización libre, un 65% es institucional extranjero, 5% institucional español y 10% de minoristas.

Accionariado popular

Se refiere al caso en que los accionistas son los clientes o aficionados de una organización o empresa. En ellos recaen las decisiones claves de la empresa.

El accionariado popular suele aplicarse en el caso de clubes deportivos u otras asociaciones con un conjunto grande de aficionados. De hecho el origen de esta forma de administración nace en el año 2005 para tomar la propiedad y control del club de fútbol Manchester United