Se denomina Adeudo directo SEPA a un sistema panaeuropeo conocido también como Direct debit que permite domiciliar y adeudar recibos con la misma sencillez, facilidad e interacción que se hacía en cualquier país dentro de sus fronteras.

El adeudo directo SEPA es un servicio de pago destinado a efectuar un cargo en la cuenta del deudor, identificando la cuenta mediante el código IBAN.

Existen dos tipos de adeudo directo:

  1. Modalidad básica (CORE): permite realizar cobros en euros adeudando la cuenta del deudor ya sea consumidor, empresa o autónomo.
  2. SEPA B2B: permite realizar cobros en euros entre no consumidores, y que lo diferencia del básico en que tiene un plazo de devolución reducido.

Las características de los adeudos básicos son:

  • Los adeudos directos son en euros.
  • Se requiere el previo consentimiento por parte del titular de la cuenta de cargo.
  • Deben incluir los datos de la orden de domiciliación.
  • Se deben presentar con antelación a su fecha de cobro, que será aquella en la que el deudor debe cumplir con su obligación de pago.

Estamos hablando de un sistema que afecta a los cobros y pagos que se realizan entre sujetos económicos, ya sean particulares o empresas de los 27 países de la Unión Europea, con el añadido de Islandia, Noruega y Liechtenstein más dos invitados de lujo como son Suiza y Mónaco.

SEPA unifica y normaliza este instrumento de pagos a nivel panaeuropeo, ampliando los plazos de devolución en comparación con los que en el pasado se fijaban en cada sistema nacional. En este sentido, los emisores de recibos nacionales han tenido que negociar y ampliar sus lineas de crédito con sus bancos para poder seguir anticipando y/o disponiendo en la fecha de vencimiento el importe de los giros a clientes nacionales.