La adquisición es el acto de obtener algún producto o servicio mediante una transacción. Esto exige que el demandante realice una orden de compra y que el pago sea aceptado por el ofertante.

Cabe mencionar que la Real Academia Española (RAE) contempla otras acepciones para la palabra adquisición. Puede referirse, por ejemplo, al bien o servicio adquirido. Asimismo, una empresa puede usar ese término para denominar a la contratación de un profesional con cualidades altamente valoradas.

Pasos de una adquisición

Detrás de una adquisición, se dan varios pasos. Primero, el demandante debe planificar su compra, identificando las características y la cantidad del producto que necesita.

Después de determinar esos estándares, realiza un proceso de selección . En este análisis debe tomar en cuenta el precio de adquisición, la calidad, la confiabilidad y trayectoria del futuro proveedor, entre otros.

El comprador elegirá entonces un ofertante y entrará en un proceso de negociación. Luego, de ser el caso, quizás deba buscar financiamiento de un tercero.

Cabe remarcar que la operación no termina con la firma de un contrato. Luego de ello, se deberá ejecutar una eficiente gestión y control de los insumos o servicios suministrados por el proveedor.

Igualmente, se  deberán administrar adecuadamente los desechos generados en el proceso productivo.

Adquisición de una empresa

Las fusiones y adquisiciones de empresas son una forma de crecimiento externo. La adquisición consiste en la compra que una compañía hace de otra tomando propiedad de sus acciones. Sin embargo, ambas sociedades no llegan a fusionar sus patrimonios.

La operación descrita no siempre asegura el control total sobre la firma adquirida. Ello depende del porcentaje de capital social obtenido por el comprador. Además, otro factor relevante es la distribución del resto de las acciones, es decir, si están concentradas en pocos o muchos inversionistas.

Cabe precisar que existen en general tres formas de adquirir una compañía: Un contrato de compra-venta convencional, financiando parte importante del precio de la adquisición con deuda, o a través de una oferta pública de acciones (OPA).