Un agente superavitario es aquel que no realiza un consumo total de sus ingresos y produce un determinado superávit, el cual le permite tomar decisiones de inversión, gasto o ahorro de sus fondos. En otras palabras, su umbral de ingresos es mayor en comparación con el de gastos.

Los agentes económicos o unidades económicas son aquellos individuos u empresas intervinientes en un sistema, realizando funciones relacionadas con gran número de actividades económicas. Por otra parte tienen origen en el sector público y privado, ya que son agentes económicos las familias, las empresas y el Estado.

Dentro del papel que asuman en su toma de decisiones económicas en relación a sus niveles de ingresos y gastos, los agentes pueden adquirir el papel de superavitario. En otras palabras, este tipo de agentes aparece en tantos ejemplos como aparecen a su vez los diferentes tipos de superávit: como el comercial, el fiscal o el exterior.

La principal característica de un agente deficitario es la consecución de ciertos niveles de ahorro, producto de la no consumución del total de los ingresos respecto a los gastos en sus correspondientes compromisos y actividades económicas.

A menudo el ahorro producido es ofrecido o prestado a los mercados buscando mayores beneficios futuros o rentabilidades por medio de la inversión. De esta manera se complementa su papel en el sistema con el de los agentes deficitarios que buscan financiación para responder a sus obligaciones y compromisos.

Aplicaciones del concepto de agente superavitario

  • Fiscal o público. Puede serlo una administración estatal si cuenta con un superávit público en términos de gastos e ingresos presupuestarios. Un Estado por ejemplo se postula entonces como agente superavitario cuando recauda mucho más de lo que necesita.
  • Comercial. Se refiere al superávit que obtiene un territorio por sus exportaciones e importaciones. El agente superavitario será entonces aquel país que exporta en mayor grado que importa del exterior, lo que se refleja en su balanza comercial.
  • Exterior. En este caso el agente superavitario sería un país que presenta un superávit en cuanto a sus gastos e ingresos respecto al exterior. Sencillamente sucede que existe menor movimiento de dinero en pagos al exterior que ingresos hacia el interior, lo que suele identificarse con bienestar económico en dicho territorio.