El alzamiento de bienes es una conducta que constituye un delito y se basa en que la persona que debe dinero (deudor), oculta su patrimonio o parte de éste a la persona que tiene que cobrar ese dinero (acreedor). La principal finalidad de este acto, es que el interesado que tiene que recibir la cuantía adeudada por la prestación de sus servicios, no pueda encontrar dónde se encuentra y, por tanto, se haga muy difícil rastrear ese bien.

Existen diferentes formas de alzar bienes:

  • Ocultar algún bien físicamente para que el acreedor no pueda encontrarlo.
  • Creación de un negocio en paralelo a través del cuál se pretende:

1. Poner el servicio o la titularidad del bien a nombre de otra persona, por lo general, lo más común es un pariente.

2. Debido a este negocio y el ejercicio de su actividad, ese bien o servicio está sujeto a gravamen impositivo, de tal manera que hacen que su valor no sea el valor real de mercado.

3. A través de donaciones de ese bien o servicio.

Los delitos de alzamiento de bienes están tipificados en el código penal de cualquier país democrático y tienen penas de prisión y multas de carácter leve, grave y muy grave. Es importante mencionar que esta deuda debe existir en un título formal, incluso reconocida en sentencia. Será el juez de lo penal quién reconozca la existencia de una deuda en base a la Ley de Enjuiciamiento Criminal.

Ejemplo

1. Imaginemos el caso de que administrador de una sociedad que tiene 5 furgonetas y 3 empleados. El negocio no funciona, empieza a tener más y más deudas y los acreedores que tienen que cobrarla, se les ha agotado la paciencia. En este caso el administrador es padre de familia y tiene una casa en propiedad, y teme que su familia tenga que vivir en la calle. De inmediato, decide vender su casa a alguien de confianza con la finalidad de que nadie se la pueda llevar y se la puedan embargar. El administrador de la sociedad en cuestión, se va al notario y ejerce la venta de la casa a esa persona de confianza, pero en realidad no se produce la operación, han puesto precio a la venta de la casa, pero esa persona no te paga.

El alzamiento de bienes, es decir, el delito oculta la propiedad para que aquel acreedor no pueda ir contra los bienes de esta persona y embargárselos.

2. El ejemplo opuesto, desde la óptica del acreedor. Puede ser cuando le deben dinero. La persona que le debe el dinero tiene varios bienes en propiedad, pero para evitar que le puedas reclamar las cuantías que te adeuda, decide cambiar la titularidad de esos bienes a nombre de un amigo suyo. Por tanto, los cambia de nombre y esa persona se convierte en insolvente.

Como conclusión, podemos decir que los casos de alzamiento de bienes pueden ser desmontados si se analizan con minucioso detalle.