El concepto de amortización contable se refiere a la forma de cuantificar las depreciaciones de activos para la contabilidad de una organización.

En este sentido, hay diversas formas de cuantificar una amortización, y además, para un mismo hecho o bien la amortización puede tener diferentes criterios en función del agente interesado (contabilidad, Hacienda…). La amortización contable es la que las empresas utilizan para valorar y depreciar sus activos. Suele seguir un criterio propio o general, en función del bien a valorar, uso, sector económico…

Lo que trata de recoger la amortización contable es el uso y desvaloración de un activo, ya que con el tiempo estos pierden valor, y es preciso reflejar en los libros contables el valor justo y propio que un bien presenta en un determinado momento dada su obsolescencia.  Por ejemplo, cuando compramos una maquina cortadora, ésta perderá valor y posiblemente capacidad con el paso de los años, mientras que de no practicar la amortización el valor de la maquina permanecería inalterable durante su vida útil. También es posible amortizar activos intangibles como softwares o fórmulas, que con el paso del tiempo pierden valía, aunque en este caso la amortización es un criterio subjetivo.

Existen dos formas de cuantificar contablemente los activos

  • Método directo: en la cuenta contable del activo se van realizando anotaciones que minusvaloran el valor inicial del activo. De otra forma, serían valores negativos en una cuenta de activo.
  • Método indirecto. Consiste en crear una cuenta en la que quede reflejado el coste de amortización, pérdida de valor, por lo que es una cuenta de gasto, no se realizan anotaciones directamente sobre el activo, sino en una cuenta relacionada que aminore su valor.

La amortización se considera una cuenta de gasto, por lo que puede ser deducible en el pago de impuestos, de ahí su importancia en el área contable. Los libros deben reflejar la imagen fiel de una empresa, y sin la amortización, sería imposible valorar adecuadamente el estado de una organización.

Se recomienda leer diferencia entre amortización contable y financiera.