La amortización financiera se refiere a reintegrar un capital, generalmente un pasivo (un préstamo por ejemplo), a través de la distribución de pagos en el tiempo. Aunque también se puede acordar el pago de todo el préstamo de una sola vez. 

Cuando tenemos un préstamo, crédito o hipoteca, cada pago que realizamos se compone del capital prestado y los intereses que acompañan a la financiación. La amortización financiera se corresponde a la parte del capital devuelto a una determinada fecha. Este tipo de productos, suelen ser de prestación única (ponen a nuestra disposición cierta cantidad de dinero que hemos requerido) y contraprestación múltiple, que serán los pagos a realizar en el tiempo que hayamos acordado la devolución.

Formas de amortizar un préstamo

Es decir, devolverlo en función de las necesidades y lo que hayamos negociado en el acuerdo de financiación:

  • Método de amortización francés: es el más utilizado en nuestro entorno. Se trata de establecer una cuota que permanece igual durante todo el periodo. La cuota se compone de los intereses, que irán de forma descendiente hasta la amortización de todo el préstamos, y el capital, que irá suponiendo una mayor importancia en la cuota durante el tiempo de amortización. Imaginemos que un préstamo de 50.000€ a 10 años, con un interés del 3% y una cuota de 7.000 euros anuales, en las primeras cuotas se pagarán más intereses (por ejemplo, 3.000 de interés y 4.000€ de capital) mientras que irán descendiendo en favor del capital.
  • Método de amortización americano: en este caso lo que va pagando periódicamente son los intereses, mientras que el principal del préstamos (capital) se abonará íntegramente en la última cuota. Siguiendo el ejemplo anterior, pagaríamos anualmente 2.000 euros de intereses, y en la última amortización se abonarán 52.000€.
  • Método de amortización italiano: este sistema establece una cuota fija de pago del capital prestado (5.000€ anuales con el ejemplo anterior), lo único que varía son los intereses, con lo que la cuota irá descendiendo conforme se vayan abonando los intereses durante el periodo referido.

Se recomienda leer diferencia entre amortización contable y financiera.