El análisis de escenarios en la valoración de inversiones es una metodología que permite estudiar situaciones de riesgo o incertidumbre en la toma de decisiones relacionadas con la inversión y atendiendo a la probabilidad de aparición de diferentes alternativas.

En un análisis de escenarios de una inversión se definen una serie de eventos, como cambios en el precio de las divisas, inflación o subida tipos de interés entre otros. Después se compara el valor de la inversión antes y después del análisis. El análisis de escenarios es por tanto un recurso muy extendido en análisis de carteras de inversión, en dónde es muy utilizado como complemento de un análisis de valor en riesgo (VAR).

Además, este tipo de análisis es muy común en campos generales como la teoría de decisión y juegos o la economía financiera. Permite dar un valor a las diferentes situaciones que pueden aparecer y asociando una probabilidad a cada una de ellas. Atendiendo a la totalidad de alterativas y realizando una valoración global se deberá ponderar los datos y con ellos llegar a una conclusión en cuanto a la elección a tomar.

También se utiliza a menudo en situaciones de investigación y elaboración de nuevos productos o en el diseño de planes estratégicos o la valoración de empresas. Es decir, en campos donde el futuro actúa como importante elemento a tener en cuenta. Principalmente analizar escenarios supone tener en cuenta una serie de aspectos o variables que tomaran diferentes valores en el futuro y se estudiarán las consecuencias que tendría cada uno de los mismos, siempre ignorando o manteniendo fijas otras diferentes.

El hecho de que estos mecanismos de análisis tenga en cuenta variables de riesgo y probabilidad hace que sus resultados sean tenidos en cuenta como estimaciones de diferentes posibilidades y no como valores absolutos e inamovibles. Este hecho hace que a menudo este tipo de estudios sean tomados simplemente como guía y referencia.

Tipos de escenarios

Existen varios tipos de análisis de escenarios:

  • Análisis estilizados: pueden cambiarse varias variables o solo una para ver cómo afecta cada variable a un determinado suceso.
  • Eventos hipotéticos: plantear casos hipotéticos y planear qué ocurriría.
  • Eventos actuales extremos: casos extremos.

Ejemplo de análisis de escenarios en valoración de inversiones

Como se ha comentado, una aplicación práctica de esta metodología es la valoración de acciones en una empresa. Si ponemos como ejemplo una empresa de limpieza que aspira a hacerse con los servicios en un ayuntamiento (valorados en 1 millón de euros) y tenemos en cuenta que la posibilidad de que lo consiga es un 50% tendremos dos alternativas:

Primer caso, con 50% de probabilidad y haciéndose con el contrato de 1 millón, que identificaremos con el valor de la empresa en dicha situación. Segundo caso, con también 50% de probabilidad y sin haber logrado el contrato.

El valor de la empresa sería 0 por lo tanto. El calculo total del valor de la empresa sería una ponderación entre valores y datos de probabilidad, resultando:

(1 x 50%) + (0 x 50%) = 500.000 euros

El anterior ejemplo es indudablemente un caso muy básico, debido a que lo más habitual es tener en cuenta más de tres opciones alternativas en este tipo de estudios, permitiendo contar no solo opciones directamente contrarias (optimista y pesimista) si no también otras posibles con menor índice de probabilidad pero también tenidas en cuenta y que afectan a las decisiones.