El aparato productivo de un país es el conjunto de recursos, tecnologías, organización e instrumentos con los que cuenta un país para producir bienes y servicios.

El aparato productivo de un país incluye todos los recursos y medios utilizados para la producción de bienes y servicios dentro de sus fronteras. De esta forma, engloba a todas las empresas, instituciones sin fines de lucro e individuos que efectivamente producen bienes y servicios en el país con el fin de satisfacer tanto la demanda local como la demanda externa.

Objetivo del aparato productivo

El objetivo principal es producir bienes y servicios para satisfacer la demanda de los consumidores locales y extranjeros. Su nivel de desarrollo determina el crecimiento de un país.

Sectores del aparato productivo

El aparato productivo se suele dividir en tres grandes sectores:

  • Primario: se refiere a las actividades de extracción de recursos naturales. Dentro de esta categoría se incluyen la minería, pesca, ganadería, agricultura y silvicultura.
  • Secundario: o también llamado sector industrial. Comprende las actividades de producción que implican la transformación de insumos en bienes más elaborados.
  • Terciario: es el sector de servicios. Acá se incluyen actividades tales como: hotelería, restaurantes, comercio, administración pública, etc.

Desarrollo del aparato productivo

El desarrollo del aparato productivo depende por una parte de los recursos naturales con los que cuenta un país pero también, y de forma muy importante, de los incentivos (positivos y negativos) que enfrentan las empresas y otros agentes productivos.

Dado que el principal objetivo de las empresas es obtener utilidades si estas ven que la producción de un cierto bien o servicio puede ser rentable, entonces buscarán y desarrollarán los medios para producirlo. Existen varios factores que pueden afectar la rentabilidad de una determinada actividad y que por ende afectarán el comportamiento de las empresas. A continuación describimos algunos de los más importantes:

  • Regulación: un marco regulatorio que propicie la actividad productiva, permitiendo la competencia y poniendo incentivos hacia la eficiencia será determinante para el desarrollo del tejido productivo de un país.
  • Impuestos/subsidios: los subsidios y otras ayudas que incentiven la producción pueden impulsar el desarrollo del aparato productivo (siempre que este apoyo no limite artificialmente la competencia, de lo contrario el perjudicado será el consumidor). Los impuestos y otras barreras económicas pueden perjudicar el desarrollo de un aparato productivo eficiente ya que limitan la competencia.
  • Inversión en I&D: la inversión en innovación y desarrollo es fundamental para mantener actualizado el aparato productivo de un país. Si no existen incentivos para llevarla a cabo, el aparato productivo se irá quedando obsoleto y no podrá competir con otros países.
  • Recursos: la disponibilidad de recursos, capital humano capacitado y capital físico son fundamentales para el desarrollo empresarial y por ende el desarrollo de la capacidad de producción de un país.
  • Instituciones: un marco legal transparente, confiable y conocido ayuda a que las empresas se desarrollen plenamente fortaleciendo el aparato productivo de un país.