Un apunte contable es aquella anotación que detallará cualquier movimiento comercial o económico que modifique el patrimonio de una persona o empresa.

En contabilidad, se utilizan los apuntes contables para registrar cada una de las operaciones que realiza una empresa. Cada apunte contable supone un registro contable en el libro diario, y después un registro en el libro mayor.

Encontraremos un apunte contable en el libro de contabilidad normalmente formado por:

  • La fecha
  • La cuenta contable
  • La cantidad
  • Una pequeña descripción

Lo identificaremos también por las siguientes palabras: Debe y Haber, habrá un apunte en el Debe (ingreso o débito) y otro apunte en el Haber (pagos o créditos), que generalmente afectan al pasivo y al activo por medio de una contrapartida.

Podemos encontrar los apuntes contables en asientos de:

  • Partida Simple: Reflejamos el movimiento mediante un único apunte.
  • Partida Doble: El movimiento influye sobre al menos dos cuentas diferentes, por lo que será un asiento contable con dos apuntes contables.

Para entender los asientos contables de partida doble podríamos pensar en la idea siguiente: No hay origen sin destino, ni destino sin origen.

¿Para qué sirve un apunte contable?

Es un instrumento de clasificación y organización contable, pues nos permite conocer en cualquier momento cada uno de los movimientos realizados, de donde vienen y a donde van tanto elementos del activo, como del pasivo.

Ejemplo de apunte contable

Imaginemos que dirigimos Adagio S.L. una tienda de pianos.

Efectuamos una compra por un valor de 1.000€ de mercancías, en nuestro caso pianos, que pagaremos en efectivo a nuestro proveedor. Cuando se trata en una empresa, esta operación sencilla que nuestra cabeza realiza de manera automática, necesita ser registrada.

Cualquier movimiento que se produce afectará a dos cuentas diferentes, sobre las que tendremos que registrar un apunte contable. Para el caso que nos ocupa, deberemos sacar 1.000€ de caja (más el IVA) para entregarlos a cambio de nuestra mercancía. Por lo tanto, tendremos que realizar un apunte contable en la cuenta de Caja y otro apunte contable en la cuenta de Compra de Mercaderías. En este caso, como también tenemos que pagar el IVA, realizaremos un tercer apunte contable en la cuenta Hacienda Pública IVA Soportado.

El dinero de caja disminuirá (570), pero las mercaderías aumentarán (600), esta maniobra se repetirá siempre en los asientos compuestos, porque contienen al menos dos apuntes contables, uno aumenta y el otro disminuye.

Si compramos las mercaderías al contado:

 

 

asiento-contable-con-tres-apuntes-contables-compra-de-mercaderias