Un asiento contable representa una anotación con el objetivo de reflejar una operación contable realizada por la empresa.

El total de asientos contables forman el Libro Diario de Contabilidad y reflejan todas las operaciones que realiza una empresa a lo largo de un periodo. Es decir, a través del asiento contable una operación o hecho contable queda reflejada en la contabilidad. Si no existiera el asiento contable no habría forma de reflejar las operaciones en la contabilidad.

Utilidad y forma de uso de los asientos contables

Tenemos que seguir el siguiente itinerario:

  1. En primer lugar, la empresa realiza una operación o se produce un hecho económico.
  2. Este hecho económico se ha de registrar en la contabilidad. Para hacer este registro, realizamos un asiento contable.
  3. Una vez realizado el asiento contable, la operación o el hecho económico aparece reflejado en la contabilidad.

En definitiva, la principal utilidad de los asientos contables es el reflejo en su contabilidad de las operaciones diarias que realiza una empresa. Sin este reflejo en la contabilidad por parte de los asientos contables, las operaciones no se verían plasmadas en los estados financieros de la compañía. Esto muestra que los asientos contables son la base de la contabilidad.

Formato gráfico del asiento contable: contabilidad de doble partida

En la contabilidad de doble partida, los asientos contables tienen una representación gráfica muy característica:

  1. Debe: en el debe se registran los aumentos de las partidas de activo y de gasto y las disminuciones de las partidas de pasivo, patrimonio neto y de ingreso. En el asiento contable hay que indicar la cuenta contable y el nombre y a la izquierda el importe. Se pueden poner varias cuentas en cada asiento.
  2. Haber: en el haber se registran los aumentos de las partidas de pasivo, patrimonio neto y de ingreso y las disminuciones de las partidas de activo y de gasto. En el asiento contable hay que indicar la cuenta contable y el nombre y a la derecho el importe. Se pueden poner varias cuentas en cada asiento.
  3. Fecha: se indica la fecha de registro de la operación contable.

El asiento contable siempre tiene que estar cuadrado; es decir, el importe total que se indica en el debe tiene que ser el mismo que en el haber.

A continuación se puede ver un ejemplo real de un asiento contable: