La Autoridad Bancaria Europea (en inglés, EBA: European Banking Authority) es el organismo supervisor competente del sistema financiero de la Unión Europea en todo lo referido al sector bancario.

eba-european-banking-authority-autoridad-bancaria-europea

Se trata del órgano de la Unión Europea encargado de garantizar la transparencia, estabilidad y eficiencia en la actuación de las entidades bancarias europeas.  Fue creado en el año 2011 por el Reglamento de la UE nº 1093/2010 y viene a sustituir al Comité de Supervisores Bancarios Europeos (CEBS).

Para comprender correctamente el funcionamiento de la EBA debemos tener presente el marco organizativo del  que forma parte, del Sistema Europeo de Supervisión Financiera, diseñado en el año 2010, y que consta de cuatro organismos supervisores independientes:

Podemos observar en el esquema que las competencias de la EBA abarcarían, en líneas generales, la protección de los derechos de los usuarios bancarios (depositantes, consumidores e inversores), la evaluación de la estabilidad de las entidades bancarias y la supervisión de la transparencia del sistema financiero. Por tanto, su ámbito de actuación se extiende a la elaboración de un sistema normativo común para el sector bancario en sentido amplio. Desde la regulación de los sistemas de pago o de las obligaciones de auditoría hasta la política de atención al cliente.

Funciones principales de la EBA

  • Elaborar el “Código Normativo Único” de la Unión Europea. Dicho código, aspira a delimitar unos estándares de protección del cliente bancario y a eliminar  las contradicciones en la legislación bancaria de los Estados miembros.
  • Evaluar los distintos riesgos que pueden afectar a las entidades bancarias: Analizando su estructura de capital, provisiones, coeficientes de caja, etc. De hecho, es la Autoridad Bancaria Europea la encargada de realizar los famosos test de stress o pruebas de resistencia bancaria.
  • Reforzar la coordinación internacional entre los organismos supervisores competentes de los Estados Miembros.
  • Asesorar a las instituciones financieras en la interpretación de la regulación y divulgar las buenas prácticas bancarias. Realmente, la facultades de ejecución de la EBA son escasas. Es el Banco Central Europeo (BCE) el que cobra protagonismo en este aspecto. La EBA surge más bien con la finalidad de ser un órgano propiamente consultivo.

Estructura de la EBA

Junta de Supervisores

Consejo de Administración

Comité de Resolución

Presidente EBA

Director ejecutivo EBA