Vamos a definir las dos connotaciones del término bajista,  como tendencia de los mercados y como persona que toma una determinada postura en el mercado.  Dentro de los análisis de mercado, se define bajista como aquella tendencia en los mercados en los que un valor presenta perspectivas negativas conforme a otro valor o índice general. También, se considera bajista a la persona que toma parte en el mercado movido por la convicción de que en el futuro ciertos título valdrán menos que en el presente, por tanto, vende hoy unos títulos que comprará mañana a un precio menor y en la diferencia radica el beneficio de la operación.

Como tendencia de los mercados

Dicho de otra forma, en los mercados bursátiles o comerciales, la tendencia bajista se otorga a aquellos valores que presentan una pérdida de valor acumulado durante un determinado tiempo.

Los valores nunca se mueven, salvo caso excepcional, en una única dirección, sino que van formando zigzags de subidas y bajadas de acuerdo a los cruces de oferta y demanda, de forma que van constituyendo, gráficamente, tendencias alcistas o bajistas. Gráficamente, se define una tendencia bajista cuando los valores máximos y mínimos van formando unos vaivenes descendiendo. Este hecho se produce cuando en el mercado existe un exceso de inversores que están vendiendo en el mercado, esto es, que se están deshaciendo de más títulos que otros inversores compran.

Para obtener la tendencia de un valor durante un tiempo delimitado, podemos observar las cotizaciones de este bien día a día hasta conseguir una gráfica temporal con todos los valores. Marcando una línea recta entre los periodos de tiempo que deseemos, y entre el máximo y mínimo valor en el tiempo considerado, obtendremos la tendencia.

En los mercados, las tendencias son relativas en función del tiempo que se quiera considerar en un estudio. Así, un bien que comienza un año con un valor de 20 euros y acaba el año con un valor de 15, diremos que durante el año ha obtenido una tendencia bajista, pero si consideramos por trimestres, es posible que durante el mismo transcurso temporal pueda haber tenido tendencias alcistas, por ejemplos, si de septiembre a diciembre del año pasó de 13 a 15 euros finalmente.

Las tendencias se utilizan en análisis de mercados para tomar la decisión de comprar o vender un título, en función de su valor de cotización y su valor real que consideremos.

Como perfil del inversor

Por otra parte, con el término bajista también se define al perfil de inversor (bróker) que establece una estrategia de venta a corto plazo de títulos y valores con la visión de que éstos vean caer su precio en el futuro, anticipando así una pérdida de valor y rentabilidad. Esta estrategia se conoce en el argot financiero como postura de “oso financiero“, debido al paralelismo con la hibernación de los osos, que esperan un tiempo a que suceda el largo invierno a la espera de la llegada de mejores climas.

De esta forma, los inversores de perfil o estrategia bajista tratan de anticipar caídas y pérdidas de rentabilidades de títulos cotizados y bienes y activos con el fin de reducir o saltar pérdidas, o por el contrario, se deshacen en el corto plazo de títulos que temporalmente pierden valor por alguna circunstancia coyuntural, valor que recuperarán después en el largo plazo, incrementando así los beneficios y mejorando la rentabilidad alcista en los activos.