Un título se emite bajo par (en inglés under par), cuando su precio de emisión o cotización es inferior a su valor nominal.

Bajo par en el mercado primario

Ese título puede ser una acción (en España no está permitida la emisión de acciones bajo la par), una obligación, un bono o cualquier valor de renta fija.

Por otro lado, el precio de emisión y de cotización suele expresarse en tanto por ciento del valor nominal. Por tanto, un título cotizará o se emitirá bajo la par cuando se encuentra por debajo de 100. La diferencia se llama descuento de emisión.

Si un bono cotiza bajo esta modalidad, se considera que su tasa interna de retorno (TIR) es mayor a su tasa de emisión, o explicado de otra forma, la tasa cupón es menor que la rentabilidad. Los rendimientos suben cuando los precios de los bonos bajan y los rendimientos bajan cuando los bonos suben, existe, por tanto, una relación inversa entre el precio de un bono y su rentabilidad.

Es por ello que el mercado de bonos ajusta los precios de los bonos para que los rendimientos estén a la altura de los tipos de interés actuales con vencimientos y características de riesgo parecidas. En el mercado de bonos de la vida real, los cálculos no son tan sencillos, porque otros factores como la calidad del crédito y el punto de vista económico, el cálculo del vencimiento, la balanza de oferta y demanda y la percepción del mercado de un riesgo de bono concreto pueden afectar a su precio.

El rendimiento en su forma más sencilla, es una medida instantánea de la devolución de un bono en un momento dado, que se calcula dividiendo el interés nominal por el precio actual del bono.

r = i / P

siendo,

r= Rendimiento

i= Tipo de interés nominal

P= Precio del bono

Bajo par en el mercado secundario

Es importante mencionar que el concepto bajo par no solamente se refiere a una emisión de renta fija o de renta variable, también se refiere a su forma de cotizar en el mercado secundario o de negociación. Por ejemplo, si un bono cotiza (en base 100) a 95 y valor de emisión o valor nominal fue de 98, decimos que está cotizando bajo par. Un bono entonces está bajo par cuando su Tasa interna de retorno es superior a la rentabilidad del cupón de ese bono. Si una acción se emitió con un valor nominal de 5 euros y cotiza en 4,95 euros, decimos que el valor cotiza bajo par.

Ejemplo

Supongamos que un inversor compra un título de renta fija por valor de 98. Por tanto, solamente tendrá que desembolsar el 98% del valor nominal del título. A vencimiento, recibirá el 98% más el 2% restante para completar el 100% de su valor nominal. El inversor, por tanto, habrá obtenido una rentabilidad bruta del 2%.