La balanza básica es una medición existente en macroeconomía, ya que se encuentra dentro del ámbito de los agregados económicos y monetarios. Se encuentra dentro de la balanza de pagos de un país en forma de balance neto de la cuenta corriente y la cuenta de capitales.

El saldo resultante entre la cuenta corriente y la de capitales es entendido como balanza básica, la cual está considerada en el ámbito académico como un buen medidor de la coyuntura económica y financiera de un territorio estudiado.

Como se ha indicado anteriormente, la manera de realizar su cálculo es mediante la suma de a balanza por cuenta corriente y la balanza o movimientos de capital a largo plazo. Dentro de este último apartado suelen ser incluidas partidas variadas como inversiones en inmuebles, en empresas o el mercado de valores.

La información que esta medición aporta al estudio macroeconómico de un país en concreto se centra en el equilibrio o, en otras palabras, si el mismo es deudor o acreedor respecto al resto de países. La balanza básica muestra por lo tanto si la balanza de pagos de una zona economía presenta económicamente estabilidad; por este motivo se dice que incluye las conocidas como transacciones de carácter autónomo. No obstante, esta herramienta de análisis ha sido cada vez menos empleada en el estudio económico.

Fórmula de la balanza básica

Balanza Básica = Cuenta Corriente + Cuenta Capital

Por lo que,

Balanza Básica + Cuenta Financiera = 0

Dada la fórmula de la balanza básica, podemos entender las dos siguientes situaciones:

  • Si la balanza básica presenta déficit, la cuenta financiera será necesariamente un valor positivo. A nivel práctico lo que ocurre es que el país sería deudor con el exterior al estar exportando activos al exterior.
  • Si la balanza básica presenta superávit, la cuenta financiera será necesariamente un valor negativo. En este caso el país es acreedor pues importa activos desde el exterior.