La balanza financiera  recoge los préstamos que pide un país al extranjero y las inversiones  o depósitos que los países extranjeros efectúan a un país. Es una subcuenta dentro de la balanza de pagos

En definitiva, la balanza financiera recoge la variación de los activos y pasivos financieros de un país con respecto a los países extranjeros.

Composición de la balanza financiera

Se compone de dos grandes grupos: activos y pasivos financieros. Pero para obtener el resultado de la balanza financiera se obtiene mediante la variación neta de dichos activos y pasivos.

  • Variación neta de activos financieros. Se calcula mediante la adquisición de activos por residentes frente a extranjeros en el país menos sus ventas. Esta variación neta de activos financieros constituye un pago al exterior. En el cálculo de la balanza financiera se apunta con signo negativo.
  • Variación neta de pasivos financieros. Se calcula mediante la adquisición por extranjeros de activos financieros emitidos por residentes en el país, menos sus ventas. Esta variación neta de pasivos financieros constituye un ingreso del exterior. En el cálculo de la balanza financiera se apunta con signo positivo.

El cálculo se obtendrá mediante el sumatorio de la variación neta de activos y de pasivos financieros.

Resultado de la balanza financiera

Puede tener tres resultados financieros distintos:

  • Superávit. Esto supone un resultado positivo de la balanza financiera, es decir, los ingresos son superiores a los pagos.
  • Déficit. Esto supone un resultado negativo, es decir, los pagos son superiores a los ingresos.
  • Neutro. Esto supone un resultado de cero, es decir, los pagos son iguales a los ingresos.

Un país suele preferir un superávit en la balanza financiera, ya que eso implica un mayor número de ingresos que de pagos. Cuando existe déficit significa que el país está siendo financiado por países extranjeros, en relación a los productos financieros.

¿Qué se incluye?

Los productos financieros que se incluyen en la balanza financiera son muy variados y cambian en función del país objeto de análisis. Los principales ejemplos son compraventa de acciones, bonos y obligaciones, inversiones en inmuebles, etc.

Importancia de la balanza financiera

Indica si un país es capaz de atraer capitales extranjeros (superávit) o si los capitales nacionales salen a países extranjeros (déficit). Sin embargo para obtener conclusiones más globales es necesario analizar la balanza de pagos, ya que la balanza financiera no deja de ser una subcuenta de la primera.