Las barreras no arancelarias son regulaciones impuestas por los gobiernos para dificultar o evitar la importación de determinadas mercancías sin elevar impuestos. Ello, con el objetivo de favorecer a los productores locales.

Es decir, son políticas destinadas a limitar la entrada de ciertos bienes o servicios del extranjero que compiten con la oferta nacional.

Son una forma de proteccionismo que no utiliza aranceles. Precisamente, se distinguen de las barreras arancelarias en que éstas se basan en impuestos, mientras que las barreras no arancelarias utilizan regulaciones y estrategias diferentes a los impuestos para dificultar la importación.

Tipos de barreras no arancelarias

Existen varios tipos de barreras no arancelarias. Algunas pueden ser drásticas como la prohibición total o el establecimiento de cuotas a la importación. Esto último consiste en fijar límites a la entrada de un producto, dependiendo del país de procedencia. Por ejemplo, se pueden otorgar licencias al ingreso de café del extranjero por un máximo de 200 toneladas, distribuidas de la siguiente manera: 150 toneladas a Colombia, 30 toneladas a Perú y 20 toneladas a Ecuador.

Sin embargo, las barreras pueden ser más sutiles como la adopción de controles de calidad muy exigentes. Igualmente sucede si se adoptan requerimientos de embalaje muy estrictos.

Marco normativo sobre barreras no arancelarias

El marco normativo internacional sobre barreras no arancelarias está detallado en los acuerdos de la Organización Mundial del Comercio (OMC). De acuerdo con este organismo global, los gobiernos pueden tomar medidas no arancelarias solo de forma excepcional.

Esto se describe, por ejemplo, en el Acuerdo sobre  barreras técnicas al comercio o en el Acuerdo sobre medidas sanitarias y fitosanitarias. Dichos tratados permiten a las autoridades de los países perseguir objetivos legítimos como resguardar la producción agrícola local de alguna plaga.

Sin embargo ,a veces las medidas no arancelarias tienen como único objetivo dar ventaja a la industria nacional. En este caso, pasan a denominarse barreras no arancelarias.

Impacto de las barreras no arancelarias

El impacto de las barreras no arancelarias es especialmente relevante en la actualidad. En los últimos años, los aranceles a la importación han caído a niveles históricos en todo el mundo. Ello, gracias al aumento de acuerdos comerciales bilaterales y multilaterales.

Sin embargo, los gobiernos aún puede adoptar medidas no arancelarias, con o sin fundamentos suficientes, afectando el intercambio comercial.

Un punto importante a tomar en cuenta es que el impacto de las medidas no arancelarias no es fácilmente medible. En cambio, sí es sencillo calcular en cuánto aumenta el precio de un producto extranjero cuando se sube el impuesto a la importación. Si el arancel a un artículo aumenta 4%, por ejemplo, su costo también se elevará en ese mismo porcentaje.

En conclusión, las medidas no arancelarias son útiles para asegurar la calidad de un producto y dar confianza al consumidor. Sin embargo, pueden servir también como arma para gobiernos que buscan solo favorecer a un grupo de empresarios locales a expensas de frenar la libre competencia.