Un benchmark basado en índices generales es un tipo de benchmark que utiliza como punto de referencia un índice de mercado o una combinación de índices de mercado, como por ejemplo un índice bursátil.

Existen gran cantidad de índices generales en el mundo, índices bursátiles (Ibex 35 o S&P 500 por ejemplo) o índices de mercado como los de Morgan Stanley Capital International (MSCI) entre otros. Por esta razón es uno de los tipos de benchmark más comunes de utilizar.

Las principales ventajas de este utilizar índices como benchmark es que los índices son muy reconocidos, fáciles de entender y ampliamente disponibles. Además no son ambiguos, son generalemente invertibles, medibles y se pueden conocer de antemano.

Los índices son benchmark muy apropiados si reflejan el estilo de inversión que debe llevar a cabo un gestor y reflejan su área de conocimiento.