Un bien de lujo relativo es aquel tipo de bien considerado de lujo para un determinado nivel de renta pero no para un nivel de renta mayor, momento en el que se considera como bien de necesidad.

El concepto de bien de lujo relativo señala aquellos bienes situados en un punto en el que el nivel de renta o riqueza del consumidor influye notablemente en su clasificación.

Es decir, para cierto nivel de renta son considerados como bienes de lujo mientras que para niveles superiores el mismo bien es considerado como bien normal o de necesidad.

Si bien tradicionalmente los bienes de necesidad y los bienes de lujo estaban marcadamente separados, el aumento del bienestar económico en casi todo el mundo junto al más fácil acceso a recursos de financiación como préstamos o créditos bancarios ha provocado que un bien de lujo sea más accesible para un mayor número de personas en la actualidad.

Esta democratización del lujo producto de la globalización ha ayudado en cierta medida a la aparición de los bienes denominados de lujo relativo. Al mismo tiempo, ha ayudado a que prácticamente la mayoría de productos de nuestro día a día y no considerados de extrema necesidad puedan ser considerados como de lujo relativo (industria cosmética, sector moda, alimentación premium, el entretenimiento o el turismo).

Elasticidad-precio de un bien de lujo relativo

En términos microeconómicos, un bien de lujo relativo cuenta con una elasticidad-precio mayor que 1 hasta un límite igual a la renta del consumidor. Eso significa que un cambio en el precio influye mucho en la demanda del bien y que, por lo tanto, no es tan necesario.

Alternativamente el bien de lujo relativo puede contar con elasticidad-precio menor a 1 a partir del límite de renta antes citado. Esto supone que el bien resulta muy necesario para el consumidor independientemente de los cambios de precio que sucedan.

Se deduce por ello que el nivel de renta afecta directamente en la demanda, en el sentido de que un mismo bien puede ser considerado como de lujo por un individuo de renta baja o normal para otro de renta alta.

Otros factores para la definición de lujo relativo

Al margen del nivel de renta, existen diversas variables que afectan a la clasificación de los bienes como de lujo relativo. Es decir, no solamente el poder adquisitivo de las personas hace que consideren un bien como de lujo o superior.