Los bienes inferiores son aquellos elementos materiales que están relacionados con el consumo de las personas que disponen de menores ingresos y que cubren con sus necesidades básicas. Es decir, una persona que disponga de una menor renta, comprará alimentos básicos (arroz, pasta, patatas, etc) considerados como bienes inferiores y omitirá aquellos productos de elevado coste (carne, pescado, etc). Es un término utilizado en economía para estudiar los distintos tipos de bienes.

En términos económicos, al contrario que los bienes normales, los bienes inferiores incumplen la Ley Normal de la Demanda, que sostiene que al aumentar la renta de una persona el consumo de bienes aumenta. En el caso de los bienes inferiores, al aumentar los ingresos del consumidor su demanda de bienes inferiores disminuye. Por ejemplo, una persona que consume muchas patatas y pan porque tiene bajo presupuesto, si obtiene un aumento de ingresos podrá permitirse comprar carne y pescado y consumir menos patatas y pan, por lo que su demanda de los bienes inferiores (pan y patatas) disminuirá.

Existe un tipo especial de bien inferior conocido como bien Giffen, en donde no solo aumenta su consumo al disminuir la renta, sino que además, un aumento del precio del bien supondrá un aumento en la demanda de ese bien Giffen, incumpliendo de nuevo la Ley de demanda, que sostiene que cuando sube el precio de un bien la demanda disminuye. Un bien Giffen es un bien inferior que supone gran parte del presupuesto del consumidor.

Características de los bienes inferiores

En economía, los bienes inferiores se caracterizan por la variación que sufre la demanda de estos productos según la renta de los consumidores.

  • Un aumento del ingreso de las personas provoca un descenso en la cantidad demandada del bien inferior, es decir, el incremento de la renta de las personas tiene como efecto una elasticidad renta negativa, cuanto mayor es el presupuesto de una persona menor es el consumo de un bien inferior.
  • Un aumento del precio de estos bienes, no provoca un efecto negativo en la demanda, ya que, a pesar de haberse encarecido el precio de los productos básicos, resultan ser la opción más barata para los consumidores de menor renta. Por consiguiente, la curva de esta demanda será siempre positiva, debido al efecto renta (Si sube el precio de un bien inferior y sigue siendo más baratos que bienes normales, seguiremos demandando ese bien inferior). Por ello, estos bienes inferiores compensan el efecto sustitución (Cuando el consumidor sustituye la compra de un bien por otro debido a la subida de precio) con este efecto renta.

Las curvas de demanda de los bienes inferiores

Todos los bienes inferiores se caracterizan porque al incrementarse la renta de las personas disminuye su demanda de bienes inferiores. A su vez se produce un efecto positivo en la demanda de los bienes normales, por ejemplo los alimentos como la carne y el pescado.Demanda Bien inferior según renta

La curva de demanda de los bienes inferiores que no sean bienes Giffen, es igual que la curva de los bienes normales, es decir, cuando aumenta el precio disminuye la demanda.

Demanda Bien normal o inferior no giffen

Al contrario que los bienes normales o los bienes inferiores no Giffen, la curva de demanda de un bien Giffen tiene pendiente positiva, en donde los incrementos en precio (P1 y P2) producen aumentos de demanda del bien “x” representado como X1 y X2. Hoy en día, se considera se considera una conducta atípica del comportamiento del consumidor a catalogar como bien Giffen a ciertos bienes.

Bien Giffen