La bolsa de trabajo es una herramienta por la que a través de un listado una empresa o institución se sirve para reclutar candidatos a lo largo del tiempo entre los que puedan optar a unos trabajos concretos.

En términos generales, las bolsas de trabajo se confeccionan de acuerdo a los requisitos que cualquier organización o institución considere para poder optar a un puesto de trabajo delimitado y en la que los candidatos potenciales se inscriben con el objetivo de acceder a dicho empleo.

Funcionamiento de las bolsas de trabajo

La bolsa de trabajo es un sistema por el cual se crean candidaturas y posibles sustitutos de manera permanente para unos puestos concretos. Su medio de confección es un concurso-oposición en el que se presentan aquellos candidatos que cumplan los objetivos preliminares y a partir de los cuales se crea una bolsa de candidatos aprobados. La bolsa estará ordenada en función de la puntuación o valía de los candidatos para el puesto, de tal forma que el acceso a la vacante será en función de la puntuación.

Pros y contras de la bolsa de trabajo

Las ventajas de las bolsas de trabajo para las organizaciones son que tiene a disposición diversos candidatos en el caso de nuevas necesidades de empleabilidad de manera permanente, sin necesidad de abrir nuevos y costosos procesos de selección y reduciendo tiempos de incorporación, ya que previa a la constitución de la bolsa se han realizado exámenes de conocimientos de los candidatos.

Para los posibles miembros de la bolsa constituye una ventaja desde el punto de vista que han sido elegidos y pueden ser llamados en cualquier momento para suplir una vacante.

Por otra parte, la desventaja radica en que las empresas tienen una bolsa estática de candidatos, cerrándose paso a posibles y mejores candidatos en el mercado de trabajo para ocupar esas vacantes.