La definición de caballero blanco se aplica en el ámbito financiero, a aquella figura que, en un proceso de fusión y absorción de forma hostil de una compañía con otra, acude en la ayuda de la perjudicada. Esta figura, será un inversor que, a su vez, podrá ser una persona o una empresa.

En un mundo capitalista, las empresas tratan de maximizar beneficios a toda costa para mantener sus estructuras de negocios y poder expandirse, dado que el mundo de las fusiones y adquisiciones, también conocido  en inglés como mergers and acquisitions (M&A), es a veces muy agresivo, y va en contra de los intereses de los directivos de la empresa absorbida. Existen estrategias de defensa para protegerse de este ataque que tiene un carácter poco amistoso.

Mecanismos de defensa

Vamos a mencionar algunos de los métodos de defensa más comunes ante la estrategia hostil de las grandes empresas:

  • Limitar el poder de los consejeros por escrito en los estatutos de la empresa.
  • Convencer a los accionistas de que el precio que ofrece el comprador es muy bajo.
  • Recomprar acciones en el mercado para incrementar la demanda y la valoración del precio de la empresa, con la finalidad de que la empresa compradora suba su oferta de compra de la empresa que se va a adquirir.
  • La búsqueda en el mercado de un inversor potente que asegure la posición de la empresa que se va a adquirir.
  • Tratar de conseguir un inversor que compre una gran mayoría de las acciones en circulación, con la finalidad de limitar al máximo la fuerza de la empresa que está interesada en comprar.
  • Recursos legales que retrasen la ejecución de la absorción, falta de legalidad en la ejecución y de requisitos, apelaciones a la metodología utilizada, retrasos en el proceso debido a la existencia de procesos judiciales en paralelo al proceso de absorción.
  • Evitar el efecto abrazo del oso de la empresa compradora a los directivos de la empresa adquirida.
  • Hacer una buena campaña de prensa y publicidad destacando la buena gestión de la empresa y comparando resultados con la empresa que realiza la OPA hostil.
  • Promesa de dividendos futuros a los accionistas por parte de la empresa origen.
  • El greenmail que consiste en el pago de una prima importante por las acciones de un accionista significativo a cambio de que éste no inicie una toma de control de la empresa.
  • Acuerdos de salvaguardia entre las empresas.

La figura del caballero blanco es muy importante ya que, al existir un inversor dispuesto a comprar a un precio más alto (conocido como caballero negro), se puede producir un efecto psicológico de contagio hacia el resto de inversores o posibles inversores, empujando el valor de la acción al alza. Este flujo positivo, puede hacer que la empresa que quería comprar a un precio más bajo X, tenga que comprarlo a X + Y y por tanto, más caro, repercutiendo en su decisión de compra.

Ejemplo

Podemos mencionar el ejemplo español en 1998, Clesa era la empresa objetivo, Puleva el comprador hostil y la italiana Parmalat el caballero blanco; en 24 horas el equipo directivo de Clesa vendió el 50% de la empresa a Parmalat.