La Cámara de Compensación es una asociación o institución cuya misión es garantizar y velar por las entidades de crédito, inversores  y demás agentes financieros, con la finalidad de que puedan realizar sus pagos y se puedan compensar y liquidar entre ellos.

Las cámaras de compensación, tienen como principal misión evitar el riesgo de incumplimiento de contraparte en una transacción financiera y aquél riesgo en el que no se pueda hacer frente a los compromisos financieros adquiridos. Por ejemplo, garantiza las transacciones en futuros y opciones, velando por el anonimato entre las partes. En el mercado de futuros, existen diferentes cámaras de compensación que representan las transacciones en diferentes países, como BME Clearing, Eurex Clearing, CME Clearing Europe, ICE Clearing o Euro CCP, entre otras.

El método de compensación se reduce a un sólo saldo, donde se resume el global de todas las transacciones realizadas entre distintas partes, acumulando todas las operaciones por importe neto entre las entidades financieras. Se liquidan a través de cuentas que, en el caso de cualquier país, se abren en el Banco Central de ese país.

Las cámaras de compensación también se conocen como clearing house, y tiene la característica principal de que no se posicionan en el mercado, su posición es neta entre los compradores y vendedores que intervienen en éste.

Ventajas e inconvenientes de las cámaras de compensación

Las ventajas que podemos destacar acerca de su existencia es que reducen el riesgo de contrapartida del mercado y, a nivel regulatorio, permiten contabilizar con mayor eficiencia el volumen de negociación de los derivados y permiten controlar la emisión de derivados al descubierto, como los Credit Default Swaps o CDS. De esta forma, es más fácil aplicar impuestos sobre las transacciones que se realicen con éstos.

Los inconvenientes guardan relación con el incremento de las garantías exigidas para poder operar, dado que el objetivo es velar por la seguridad en las transacciones, afectando a la liquidez del mercado y limitando su acceso. Esta consecuencia, trae consigo que los inversores se decanten por productos financieros OTC (Over the Counter), dónde las garantías son menores y el acceso es más fácil, pero el control de este tipo de mercados no regulados se hace más difícil para los reguladores.