La cantidad demandada la de un bien o servicio, a menudo conocidas como simplemente demanda, es aquella que un individuo adquiere por un precio determinado y en un momento concreto. Dadas las características de un mercado en especial, es por lo tanto aquella cantidad que está dispuesto a conseguir.

La cantidad de demanda es uno de los elementos clave a la hora de formular la función de demanda en el estudio económico, principalmente en el mundo de la microeconomía. Formalmente este concepto se refiere a un número de unidades de un producto que se pueden y quieren adquirir teniendo en cuenta un precio dado en un momento determinado y teniendo en cuenta variables influyentes como el nivel de renta de los individuos, el precio de bienes y servicios complementarios y sustitutivos, la localización geográfica del demandante o sus preferencias.

La relación de la cantidad con otra variable, el precio, es la que determina la existencia de la ley de demanda. En otras palabras, a mayores precios los demandantes querrán comprar menos que a precios más bajos, donde la demanda será mayor.

Es importante destacar que la cantidad demandada no tiene por qué coincidir con la cantidad que acaba comprándose, ya que en muchos casos los productores del bien o servicio en particular no ofrecen su producto a determinados precios que los consumidores quieren, como puede observarse en el concepto de equilibrio de mercado.

Relación entre cantidad demandada de un bien y la función de demanda

Un aspecto a tener en cuenta es la relación existente entre los conceptos de cantidad demanda y función de demanda, ya que dependiendo de los cambios que existan en el mercado esta última se comporta de modo diferentes.

Ley de Oferta y demanda_d

En casos de diferentes cambios en la variable del precio, los cambios de demanda se van dando dentro de valores de la función de demanda. Gráficamente, se producen movimientos a lo largo de la función buscando nuevos puntos de interacción entre cantidad y precio. No obstante, existen ocasiones en las que los cambios son producidos por algún elemento que afecta a la cantidad demandada, comentados anteriormente. El resultado de los mismos se traduce en la necesidad de desplazar gráficamente la función de demanda, ya que serán necesarios nuevos valores. Si lo comparamos con la oferta de ese bien, el precio de ese bien tenderá al alza.

Conceptualmente se deduce tras lo anterior que la cantidad demandada o demanda es una útil herramienta para conocer y evaluar el comportamiento de los compradores en diferentes mercados y sus reacciones ante los habituales cambios que se producen en ellos.