Se entiende por capital flotante (free float en inglés) al porcentaje del accionariado en circulación de una compañía susceptible de ser adquirido por los inversores minoristas. Estas acciones no están controladas por el grupo dominante y/o los inversores estratégicos de la empresa y por tanto, pueden ser adquiridas libremente en los mercados secundarios.

Para una empresa es importante tener un porcentaje notable de acciones como capital flotante ya que esto dota de mayor seguridad a los inversores. Esto es así porque a mayor capital flotante mayores facilidades tendrá un inversor para encontrar contrapartida en el mercado. Dicho de otro modo, a mayor capital flotante mayores posibilidades para un inversor de encontrar un vendedor si quiere comprar acciones o de encontrar un comprador si quiere vender acciones que ya poseía. De ésta manera, las acciones destinadas a ser capital flotante, proporcionan  liquidez a los mercados secundarios además de darles una mayor profundidad.

Por otra parte, que las empresas  tengan un alto capital flotante favorece al correcto proceso de formación de los precios y reduce la volatilidad de los mismos. Esto ha sido objeto de debate y abre la puerta (en algunos mercados bursátiles) a una posible regulación o una normativa que siente las bases sobre un porcentaje de capital flotante adecuado para las empresas.

Cálculo del capital flotante

La fórmula de cálculo del capital flotante es la siguiente:

Capital flotante (free float) = Acciones en circulación – Acciones Restringidas

Acciones en circulación: Total de acciones en las que está dividido el capital de la empresa.
Acciones restringidas: Acciones poseídas por los accionistas pertenecientes al grupo dominante (también conocidos como accionistas de control). Estas acciones no se consideran disponibles para la compraventa.

Supongamos que una sociedad cotizada tiene un capital de 10.000.000€ dividido en 100.000 acciones (100.000 acciones con un valor nominal de 100€ cada una). Éste capital está controlado por 2 grupos de accionistas mayoritarios o de control.

El grupo A posee un 10% del capital total (por tanto este grupo posee  10.000 acciones de 100€ de nominal).
El grupo B posee un 20% del capital total (por tanto este otro grupo tiene en su poder 20.000 acciones con un nominal de 100€).

Por tanto, teniendo en cuenta los datos y aplicando la fórmula:

Acciones en circulación: 100.000

Acciones restringidas: 30.000 (10.000 del grupo A + 20.000 del grupo B).

Capital flotante = 100.000-(10.000+20.000)= 70.000 acciones. Por tanto, ésta empresa dedica un 70% de su capital a capital flotante.

El capital flotante también se usa para elaborar los índices de capitalización ponderada. Dependiendo del tramo de capital flotante, la empresa tendrá una mayor o menor ponderación en el índice.
Además de lo anterior, también se utiliza para el cálculo de algunos ratios financieros.