El capital se refiere a los recursos, bienes o valores que se utilizan para generar valor a través de la fabricación de otros bienes o servicios o la obtención de ganancias o utilidades sobre la tenencia o venta de valores.

El Capital es uno de los cuatro factores de producción junto con la tierra, el trabajo y la tecnología. Comprende todos los bienes durables que se utilizan para la fabricación de otros bienes o servicios. Así por ejemplo, un horno es un bien de capital para un panadero ya que lo utiliza para la fabricación de pan (otro bien) y los servicios que le entrega durarán por varios años.

Para producir bienes o servicios el capital debe combinarse con otros factores productivos. La combinación precisa dependerá de la tecnología utilizada y de las características del bien o servicio producido. El capital aumenta la productividad de los otros factores productivos pero a medida que este se mantiene fino y el resto de los factores aumenta, el aumento de productividad será decreciente (ley de productividad marginal decreciente).

El capital también se refiere a los recursos financieros que se invierten en un determinado proyecto para fabricación o venta de servicios, las ganancias de intereses u otras ganancias financieras.

Objetivo del Capital

El capital tiene como objetivo la obtención de ganancias o intereses sobre la actividad económica o instrumento financiero donde se invierte el dinero. Su característica principal es que es un valor que se puede utilizar para generar más valor. Aunque la mera tenencia o la inversión de este en un proyecto no asegura que el resultado será exitoso.

En el caso de las empresas, los socios hacen un aporte de dinero, bienes o conocimientos con la expectativa de que este crezca en el futuro. En el caso de los instrumentos financieros, las personas que invierten en ellos esperan obtener ganancias por los intereses generados durante el tiempo o la reventa en condiciones beneficiosas.

Tipos de capital

El capital puede agruparse en varias categorías. A continuación vemos algunos ejemplos de estas categorías.

  • Según tipo de propietario:
    • Público: de propiedad del Estado o gobierno. Así por ejemplo, los edificios de gobierno.
    • Privado: donde los propietarios son agentes privados como personas particulares, empresas u organizaciones. Así por ejemplo la maquinaria agrícola de un agricultor.
  • Según constitución:
    • Físico: que es tangible y visible. Así por ejemplo maquinaria agrícola, ordenadores, estructuras, edificios, etc.
    • Intangible: que no es tangible pero es real. Así por ejemplo: ideas, conceptos, marcas, imagen, etc. que generar valor.
  • Según plazo:
    • Corto plazo: del que se espera obtener ganancias en el corto plazo (usualmente en el período de un año). Así por ejemplo, el capital que se invierte para la reventa de productos que se esperan vender en su totalidad en un año. En contabilidad se incluye en el activo corriente.
    • Largo plazo: el que se invierte con una perspectiva de ganancias en varios años. Así por ejemplo, la inversión en la construcción de una infraestructura cuyos beneficios se verán en varios años. En contabilidad se incluye en el activo no corriente.
  • Otros tipos de capital:
    • Capital humano: es una medida del valor económico de las habilidades profesionales de una persona.
    • Capital financiero: representa la totalidad del patrimonio de una persona a precios de mercado.
    • Capital social: son las aportaciones que los socios de una empresa entregan y por las que obtienen una parte de la propiedad de la misma.
    • Capital riesgo: se trata de la inversión en el capital de empresas privadas (que no cotizan en bolsa).
    • Capital flotante: es el porcentaje del accionariado en circulación de una compañía susceptible de ser adquirido por los inversores minoristas

El capitalismo y el capital

Cabe mencionar que lo que llamamos capitalismo es un sistema económico y social que se basa en la idea de que el aumento de capital a través de la inversión privada es el mecanismo para le generación de riqueza.