La Central de Anotaciones en Cuenta es un registro único dónde se anotan todas las operaciones de deuda pública.

Este registro puede ser:

  • Individual, en el caso de clientes particulares que tengan cuentas en el Banco de España y que tengan autorización para actuar por su cuenta.
  • Global, a través de cuentas de terceros que se gestionan por entidades gestoras o sociedades de inversión.

La Central de anotaciones en cuenta se gestiona a través del Banco de España por cuenta del Tesoro Público Español. La mayor parte de la deuda anotada se registra de forma informática a través de la entidad Iberclear, fruto de la fusión de la Central de Anotaciones del Banco de España y del Servicio de Compensación y Liquidación de Valores.

Por otro lado, es muy importante que las entidades que actúan en nombre de terceros tengan separadas las cuentas de éstos y sean nominativas, con la finalidad de evitar conflictos de interés. Las entidades gestoras o entidades autorizadas tendrán que informar de las operaciones a través de boletas codificadas de acuerdo a las normas de la central, detallando los titulares, precio, derechos o participaciones o el monto de la inversión. Estos resguardos nos son traspasables y su misión es servir de justificante de la operación u operaciones negociadas.

Valores que se negocian en la Central de Anotaciones en Cuenta

Los valores que se negocian en la Central de Anotaciones son los siguientes:

  • Valores emitidos por el Tesoro.
  • Emisiones de Comunidades Autónomas y Organismos Públicos.

Funciones de la Central de Anotaciones en Cuenta

Las funciones de la Central de Anotaciones en Cuenta son las siguientes:

  • Evita errores de transacción y la manipulación de los valores.
  • Mayor transparencia en los cruces realizados y en las referencias negociables que estén vivas en el mercado.
  • Favorece la financiación del Estado.
  • Mejora la eficiencia del mercado financiero, su gestión y el tráfico de activos financieros emitidos por el Estado.
  • Mejor amortización y liquidación de los valores incluidos en la Central.
  • Mayor eficiencia en la transferencia de saldos e intereses generados en los valores.
  • Identificación de garantías o colateral.
  • Mejora en la organización del mercado secundario, mediante una mejor visión de las contrapartidas y los asientos simultáneos que se originan como consecuencia de las transacciones entre oferente y demandantes.