El cheque de viaje es aquel que en el exterior es canjeable por efectivo o aceptado como medio de pago. De esa forma, se facilitan las transacciones cuando el usuario no dispone de la moneda admitida en el país que está visitando.

El cheque de viaje era muy popular entre los turistas hace un par de décadas. Sin embargo, hoy es más común recurrir a tarjetas de crédito o a cajeros automáticos afiliados a múltiples entidades financieras.

Características del cheque de viaje

Entre las características del cheque de viaje destacan:

  • Puede adquirirse en aeropuertos, estaciones de buses, agencias de viajes, hoteles y establecimientos comerciales diversos.
  • Su funcionamiento es similar al del efectivo. Al pagar con él, es posible agregar dinero extra para alcanzar el importe requerido.
  • Si el valor del documento excede el precio del producto o servicio, el usuario puede exigir el vuelto correspondiente.
  • La denominación es normalmente en las principales divisas del mundo como el dólar norteamericano o el euro.
  • Actualmente American Express emite cheques de viaje. Visa también lo hace y además ofrece un producto llamado Visa Travel Money Card que se maneja como una tarjeta prepago de celular pero para realizar compras, y es recargable.

Ventajas y desventajas del cheque de viaje

Entre las ventajas del cheque de viaje resaltan:

  • Es más seguro que el dinero en efectivo. El documento posee los datos del titular, por lo que nadie distinto puede usarlo.
  • Se graba en el papel un importe fijo y fecha de expedición. De esa forma, el cheque es recuperable en caso de robo o extravío mediante un reclamo.
  • Puede conservarse para varios viajes.

Sin embargo, también existen algunas desventajas:

  • Es imposible el canje en lugares remotos sin agencias bancarias.
  • Algunos sitios cobran comisiones altas por su uso.
  • Cada vez los cheques de viaje son menos aceptados, al haber sido desplazados por las tarjetas y los cajeros automáticos.