El Cibermarketing es un tipo específico de Marketing desarrollado en un entorno digital. A través de Internet, un anunciante trata de llegar a su público objetivo mediante el empleo de técnicas innovadoras.

El concepto de cibermarketing asume la agrupación de una larga serie de estrategias comunicativas dirigidas a la venta de un producto o servicio dentro del marco del comercio electrónico. De hecho, las ventas a través del comercio on line crecen exponencialmente cada año.

En los últimos años, el marketing desarrollado a través de la Red ha experimentado un gran crecimiento, haciendo que las normas que rigen su funcionamiento y los comportamientos de los usuarios constantemente estén en proceso de evolución. Esto hace que el cibermarketing sea una nueva forma de comunicación acostumbrada al cambio continuo y a la adaptación a nuevas normas.

En otras palabras, con la aparición del fenómeno del cibermarketing hay un antes y un después en el mundo publicitario, ya que esta nueva realidad no se mide en los mismos parámetros que el marketing estándar ni a las ventas tradicionales, sino que se basa en nuevas costumbres a la medida del mundo virtual.

El cibermarketing tiene por lo tanto la misión inicial de sentar la base para todos estos cambios y establecer una normativa para las compras u otras operaciones de marketing en Internet. Dentro de esta evolución, el papel de gigantes como Google o los Social Media han abierto un importante abanico de posibilidades aún sin explotar publicitariamente por completo.

Hablamos pues de una mezcla de recursos virtuales que contienen servicios on line y sentando las bases para la convivencia entre el marketing y las organizaciones en Internet. Esto conlleva el desarrollo de nuevas ideas con la ayuda de la innovación tecnológica y de rutinas comunicativas mejoradas con respecto a la comunicación tradicional, como es el caso del Marketing directo.

De este modo, es cada vez mayor el número de empresas el que plantea su trabajo de venta a través de la Red o comunica sus novedades por medio de los canales rápidos y directos que las nuevas tecnologías ofrecen. De este modo, existe ya la posibilidad de ver productos con todo detalle, realizar compras en línea o solicitar atención y ayuda sobre los servicios.