El comisariado de marca es una disciplina que utiliza los principios de la gestión cultural y artística en el desarrollo de una marca que intenta trascender a sus productos o servicios.

El comisariado de marca es una forma de diseñar y trabajar una marca entendiendo que esta no es sólo un logotipo sino que una especie de cultura en la que están envueltos los fabricantes, sus clientes y el entorno que los rodea.

La persona encargada de llevar a cabo el desarrollo de la marca se le llama comisario de marca o “Brand Curator”, en su versión en inglés.

Cómo funciona el comisariado de marca

El comisariado de marca se basa en la idea de que hoy en día lo que se vende realmente no son productos o servicios sino que una imagen, una cultura empresarial que involucra un relato que es atractivo y coherente para sus clientes.

Considerando lo anterior, el comisario de marca trabaja sobre la cultura de la empresa y desarrolla las siguientes actividades:

  • Ayuda a los propietarios y/o directivos a que definan la identidad de su organización
  • Identifica cuál es la imagen que desea proyectar la organización tanto a sus clientes como a sus competidores y el resto de la sociedad
  • Busca los medios para interrelacionar con el cliente, entender como estos ven a la organización y que buscan de ella
  • Organiza, gestiona y transmite los mensajes, imágenes o ideas que ayuden a fortalecer la imagen de la organización
  • Hace propuestas e implementa proyectos para una mejor gestión de la marca e identidad de la empresa

Cabe insistir en que el comisario de marca no trabaja sobre un producto o servicio en particular sino sobre la imagen global de la organización que engloba tanto su producción como su lugar en la sociedad.

Comisariado de marca en España

España como país, tiene su propio comisariado de marca. Este tiene como misión mejorar la imagen de España en el resto del mundo así como impulsar, coordinar y hacer seguimiento de las actividades de los españoles (empresas y personas) en el exterior en los ámbitos económico, cultural, social, científico y tecnológico que influyan en dicha imagen.

El comisario de marca España tiene rango de secretario de Estado aunque no tiene salario. Depende funcionalmente del presidente del Gobierno, a través del Consejo de Política Exterior, y orgánicamente del Ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación.

Entre las funciones del comisario de marca se encuentran las siguientes:

  • Promover medidas para mejorar la imagen exterior de España
  • Construir y hacer seguimiento de indicadores objetivos que permitan conocer la percepción de la imagen de España y su evolución en el tiempo
  • Elaborar planes de actuación de las Administraciones Públicas (y sus dependencias) en el exterior, además de coordinar y hacer seguimiento de su ejecución
  • Promover, valorar y apoyar (si se considera conveniente) a las iniciativas de promoción internacional que organismos privados y públicos tengan planificado realizar e impulsar acciones conjuntas de colaboración público-privada en dicho ámbito.
  • Proponer al Gobierno planes anuales de acción exterior para la promoción de la Marca España
  • Enviar informes periódicos al Gobierno sobre las actividades desarrolladas y los resultados obtenidos

Desde el julio de 2012 el comisario de marca en España es Carlos Espinosa de los Monteros, licenciado en Derecho y en Administración de Empresas, es además Técnico Comercial y Economista del Estado.