La Comisión Europea es el órgano legislativo y ejecutivo de la Unión Europea. Se ocupa de dirigir y gestionar la Unión Europea. Entre sus funciones se encuentran la gestión diaria de la Unión Europea, proponer legislación y la defensa de los tratados de la Unión.

Este órgano europeo de gestión y dirección está formado por un comisario de cada estado miembro. En su forma de actuar, la Comisión opera como si se tratase de un gabinete. Cada uno de sus miembros será nombrado por un plazo de cinco años y estos nombramientos estarán sometidos a la aprobación del Parlamento Europeo.

Objetivos y funcionamiento

El gran objetivo de la Comisión Europea es promover y defender los intereses de la Unión Europea y de sus ciudadanos. La Comisión no podrá recibir instrucciones de ningún estado miembro, ni tampoco podrá delegar sus funciones.

Estará integrada por un total de 28 miembros y encabezada por un presidente, que decidirá quién se ocupa de las distintas políticas (comercio, medio ambiente, competencia, economía, seguridad…). El presidente se encargará de planificar los objetivos y elaborar un plan de trabajo anual.

En cuanto a la toma de decisiones, la responsabilidad será colectiva, es decir, que todos los comisarios tendrán la misma responsabilidad. Por otra parte, habrá varios vicepresidentes, cuya función será representar al presidente y coordinar a los distintos comisarios.

Las decisiones suelen tomarse por consenso, aunque también puede recurrirse a la votación. A la hora de votar, para aprobar una decisión será necesaria la mayoría simple. Cada comisario tendrá un voto.

Funciones de la Comisión Europea

Estas son las principales funciones de la Comisión Europea:

  • Proponer leyes a nivel europeo en aquellos aspectos que no están correctamente regulados a nivel nacional.
  • Gestión de las políticas europeas y asignación de los fondos de la Unión Europea: Elaboración de presupuestos, políticas de gasto y control del gasto a través del Tribunal de Cuentas.
  • Vigilar que se cumplan las leyes europeas: Es deber de la Comisión vigilar que se cumpla y se respete la legislación comunitaria en los estados miembros.
  • Representa a la Unión en el plano internacional: En este sentido, la Comisión se encarga de negociar tratados internacionales, aspectos como la política comercial y cuestiones relacionadas con la ayuda humanitaria.