El Comité de riesgos en una empresa es el órgano encargado de estudiar las amenazas internas y externas que una firma enfrenta. En base a ello, además, debe diseñar un sistema de prevención.

Cabe precisar que este comité se enfoca principalmente en el análisis y toma de decisiones para la gestión de riesgos. Sus resoluciones deben ser llevadas a cabo por las otras áreas de la compañía.

Funciones del Comité de riesgos

Las funciones más importantes del Comité de riesgos son:

  • Determinar los límites de tolerancia para evitar escenarios de alto riesgo. Por ejemplo, en el caso de un banco, se debe fijar el porcentaje máximo de la cartera que puede admitirse en situación de morosidad.
  • Desarrollar planes de contingencia. En ese sentido, una empresa debe establecer, por ejemplo, las acciones a tomar ante una desaceleración económica que afecte el nivel de ventas.
  • Fomentar una cultura corporativa de riesgos.
  • Recibir información de todas las áreas de la institución sobre los peligros que enfrentan.
  • Revisar frecuentemente los límites de exposición a las amenazas internas y externas.
  • Supervisar las acciones de prevención y el cumplimiento de sus objetivos.
  • Procurar que la visión, la misión y los objetivos estratégicos de la compañía sean afines a las medidas dispuestas para mitigar eventuales contingencias.
  • Determinar los riesgos que puede asumir cada área de la empresa, así como los límites que deben respetar.

Miembros del Comité de riesgos

Entre los miembros del Comité de riesgos destacan:

  • Gerente de riesgos: Ejecutivo cuya función es salvaguardar el patrimonio de la empresa considerando todas las eventuales contingencias. Es el encargado de poner en marcha los acuerdos del Comité de Riesgos.
  • Director de Finanzas o Gerente de Finanzas: Evalúa el impacto económico de la ocurrencia de cada uno de los principales riesgos a los que está expuesta la firma.
  • Gerente de auditoría interna: Estudia los procesos internos de la empresa para identificar fallas que deban solucionarse. Puede ser, por ejemplo, que el área de tesorería no esté rindiendo cuentas a la gerencia con la frecuencia debida.
  • Miembros independientes: No pertenecen a las áreas de los otros integrantes. Aportan a la administración del riesgo desde la perspectiva de su sector, por ejemplo, ventas.

Como se puede observar, este comité es multisectorial y transversal a todas las actividades de la empresa.

Es importante aclarar además que la firma puede tener su gerencia de riesgos o delegar dicha función.