Se denomina compensación bancaria al tipo de acuerdo existente entre dos entidades bancarias mediante el cual se produce el abono de cheques y otros documentos de pago susceptibles de ser pagados bajo la supervisión de las mismas o de otros organismos.


Esta acción de compensación es considerada como una compensación entre las entidades participantes y está regulada formalmente por un banco central u otros organismos económicos y financieros encargados de dicha labor. Estos últimos reciben generalmente la denominación de cámara de compensación.

Básicamente la compensación bancaria supone que cada banco cuente con un servicio o departamento que se encargue de reunir los instrumentos de pago o títulos de deuda entregados por los clientes y dirigirse a otras entidades en las cuales poder recibir el cobro determinado.

El origen de este tipo de mecanismo bancario fue caminar hacia la simplificación de las operaciones de pago entre personas físicas y jurídicas y la cancelación de sus deudas con nuevas alternativas.

El intercambio de los medios de pago se realiza de manera física, pues las letras de cambio o cheques son presentados de esta manera en el banco en cuestión para proceder a su comprobación legal y posterior cobro. No obstante con la evolución tecnológica y la modernización de los pagos bancarios la tendencia es ir hacia un sistema más electrónico o digital.

En España son el Servicio de Liquidación del Banco de España (TARGET2-Banco de España) y el Sistema Nacional de Compensación Electrónica los principales encargados de llevar a cabo la labor de control y supervisión del mecanismo de compensación.

Modalidades de compensación bancaria

  • Convencional, el acuerdo entre partes se puede producir sin recurrir a la vía legislativa por mutuo acuerdo.
  • Legal, producida teniendo en cuenta la legislación habil de un periodo y bajo consentimiento mutuo de ambas partes y de la cámara de compensación correspondiente. Un ejemplo de este tipo es el cobro habitual o canje bancario de cheques.
  • Judicial, surge a raíz de un mandato o sentencia judicial, muy conmúnmente en casos de morosidad o impago entre las partes enfrentadas.

Otras posibilidades de compensación bancaria

Frecuentemente los bancos emplean el sistema de compensación para solucionar sus problemas de pago entre los mismos o de posibles deudas contraídas. Este proceso supone el uso de algún tipo de medio de pago o título empleado para tal fin.

Por otra parte, en el mercado búrsatil también es útil esta modalidad a la hora de controlar el abono de valores o títulos entre diferentes partes.