El Comunismo es una doctrina política y social que busca establecer la propiedad conjunta de los medios de producción y la eliminación de las clases sociales.

El comunismo surge como una crítica al sistema capitalista que promovía la acumulación del capital como mecanismo para generar riqueza, la propiedad privada de los medios de producción y la utilización del mercado como mecanismo de asignación de los recursos.

De acuerdo al comunismo, el capitalismo es el responsable de la desigualdad e injusticia social, creando una gran brecha entre las clases sociales. De esta forma, propone la propiedad conjunta de los recursos productivos de modo tal que no exista una división entre ricos y pobres.

Pensadores del Comunismo

Las bases del comunismo fueron desarrolladas por Karl Max y Friedrich Engels a fines del siglo XIX.

Karl Max fue un filósofo y economista alemán que desarrolló la idea de que el capitalismo generaba una opresión que derivaría en una guerra de clases sociales y una posterior revolución. Sus principales obras relacionadas con el comunismo son: Manifiesto del Partido Comunista (en coautoría con Engels) y El Capital.

Friedrich Engels fue un filósofo, dirigente político y revolucionario alemán quien mantuvo una larga amistad y colaboración con Karl Max. Compartían la crítica al sistema capitalista y desarrollaron en conjunto la obra “El Capital”.

Cómo funciona el Comunismo

De acuerdo al Comunismo, la propiedad privada genera una lucha de clases sociales entre trabajadores y dueños de los recursos de producción. Dicha lucha de clases derivan en crisis internas y cíclicas que sólo pueden ser resueltas mediante la revolución de los trabajadores que deben apropiarse de los recursos y declarar la propiedad conjunta de estos.

Para lograr lo anterior, se debe crear un partido político comunista que domine el Estado para que este instaure la llamada “Dictadura del Proletariado”. Los bienes y servicios serán producidos de acuerdo a un mecanismo de planificación centralizada en donde no existirá la competencia ni el libre mercado.

Durante esta fase, las clases sociales se irán extinguiendo hasta llegar a un punto en donde el Estado ya no será necesario y por ende se procederá a su abolición.

Críticas al Comunismo

Existen varias críticas al Comunismo, entre las más relevantes destacan:

Nuevas clases sociales: algunos autores han criticado al comunismo señalando que la eliminación de las clases sociales es una utopía. El comunismo sólo generará nuevas clases sociales en donde los trabajadores también se diferenciarán en su grado de poder y control sobre los recursos.

Ineficiencia: La planificación centralizada y la eliminación de la iniciativa empresarial conducen a la ineficiencia productiva, muchos de los recursos escasos se pierden o son subutilizados.

Falta de incentivos: Debido a que no se recompensa el esfuerzo o iniciativa individual, las personas y empresas dejan de esforzarse por ser más productivos, reducir costos o innovar. Lo anterior lleva a un estancamiento de la economía y el consecuente sufrimiento de las personas.