Consumer to consumer, cuya abreviatura usualmente utilizada es C2C, es una práctica habitual en marketing por la cual se realiza una actividad comercial o económica entre los propios consumidores aprovechando determinados sitios web o espacios ofrecidos por empresas.

El modelo C2C o Consumer to consumer supone por tanto la existencia de una forma de venta entre individuos que aprovechan cierto tipo de plataformas de intercambio surgidas con la aparición de las nuevas tecnologías y el rápido crecimiento de Internet. De este modo, se hace posible la realización de transacciones económicas en este entorno entre los particulares y sin que las empresas que produjeron dichos productos tengan participación generalmente.

A cambio de dar cabida, herramientas y seguridad para este tipo de operaciones, los portales web que acogen este tipo de actividades comerciales tienen derecho a recibir una determinada comisión atendiendo a cada venta que tenga lugar en su plataforma como pago a sus servicios.

A medida que la Red ha ido extendiéndose y llegando a prácticamente todos los hogares, esta modalidad de transacción ha sufrido un rápido crecimiento hasta llegar a ser habitual cotidianamente a día de hoy para millones de personas a nivel global. Gran parte de protagonismo en este sentido lo ocupan las ventas entre particulares de productos de segunda mano.

Ventajas de C2C

  • Hace fácil la compra y venta entre individuos.
  • Permite entrar en el mercado a prácticamente cualquier persona.
  • Permite la localización de bienes escasos o especiales.
  • Une diferentes zonas geográficas.

Desventajas de C2C

  • En ocasiones el comprador puede verse desprotegido.
  • Los bienes comprados a veces no suelen ser como se presenta en sus descripciones.
  • Aparición de casos de fraude o estafa por fallos en seguridad y control de perfiles.
  • Posibles problemas con los envíos de los artículos.

El sistema C2C se ha ido extendiendo gradualmente hasta su momento actual gracias al considerable abaratamiento de costes que ofrece Internet y la eliminación de distintos intermediarios en las transacciones. Además, la mejora de los sistemas de pago por tarjeta de crédito o débito y los monederos electrónicos y la seguridad que ofrecen estos métodos ha dado confianza al público que cada vez más frecuentemente entra en la dinámica de la compra-venta en la Red.

Importantes plataformas online como E-bay o Mercado Libre se han convertido en sitios web de referencia en el comercio a nivel mundial gracias a su enorme volumen de negocio y su número de usuarios a lo largo y ancho del mundo.

El redactor recomienda:

Business to business (B2B)

Business to consumer (B2C)