Se entiende por contango aquella situación en la que el precio de los futuros financieros tiene un precio mayor que el precio actual (precio spot). La situación contraria a contango es backwardation.

 

contango-futuros

La razón principal por la que ocurre el contango es por la necesidad que tienen los inversores de realizar coberturas de los precios, protegiéndose de una subida en el precio de la materia prima que desean comprar. Si el mercado de una materia prima está predominado por inversores que quieren protegerse de una subida en el precio de las materias primas, éstos acudirán al mercado de futuros comprando el futuro y así asegurándose que podrán comprar a ese precio en la fecha de vencimiento del futuro.

Si la mayoría de inversores están dispuestos a comprar futuros para protegerse de las temidas subidas el precio de los futuros aumentará, produciéndose la situación de contango, o dicho de otra manera, si la demanda de futuros de una materia prima es mayor que la oferta, su precio subirá.

Por el propio hecho de comprar futuros los inversores están aumentando el precio del futuro, resultándoles más caro protegerse de una subida en los precios de la materia prima.

Aunque los conceptos de contango y backwardation se utilizan casi exclusivamente en el mercado de materias primas, también servirían para otros mercados de futuros, aunque no es lo común.

Ejemplo de contango

Las aerolíneas, por ejemplo, dependen en gran medida de los precios del petróleo porque utilizan mucha gasolina para los vuelos. Tanto es así, que venden los billetes de avión según el precio esperado del petróleo. Si las aerolíneas prevén que los precios van a subir podrán comprar futuros financieros en el mercado y así protegerse de esa subida. Contribuyendo a aumentar la demanda de futuros financieros sobre el petróleo.