El contrato colectivo de trabajo o convenio colectivo de trabajo es un acuerdo entre los representantes de las empresas y los representantes de los trabajadores con el fin de establecer las condiciones laborales y obligaciones entre las partes.

El contrato colectivo se diferencia del individual en que en este último se establece un acuerdo entre un trabajador en particular con su empleador mientras que en el primero, el acuerdo involucra a un conjunto de trabajadores y a uno o varios empleadores.

Los derechos y obligaciones establecidos en los contratos colectivos usualmente tienen una duración de 1 año y son prorrogables de año en año a menos que las partes deseen modificarlo.

Principales materias que se incluyen en un contrato colectivo

En los contratos colectivos es necesario incluir:

  • Condiciones económicas: salarios, remuneraciones indirectas, comisiones, etc.
  • Ámbito de aplicación: a nivel funcional, personal y territorial.
  • Condiciones laborales: jornada laboral, días de descanso, duración de contratos; rendimiento exigible, etc.
  • Condiciones Sindicales: elección y procedimientos de los comités de empresa, delegados de personal, canon de negociación, etc.
  • Condiciones de trabajo y productividad: equipamiento, seguridad social, exigencias de productividad, conductas sancionables y las correspondientes sanciones.
  • Proceso de promoción laboral: condiciones para ser promovido, trasladado o rebajado de un cargo.
  • Relación entre trabajadores y empresarios: definición de la relación entre los trabajadores y sus organizaciones representativas con el empresario y las asociaciones empresariales.
  • Medidas dirigidas a promover la igualdad de trato: entre distintos trabajadores, mujeres y otros.

Tipos de convenios colectivos

Existen varios tipos de convenio colectivo:

  • Convenio colectivo estatutario: Se desarrollan de acuerdo al Estatuto de los Trabajadores. Obliga a todos aquellos para los que esté previsto. Se trata de una norma jurídica.
  • Convenio colectivo Extra Estatutario: Solo obliga a los trabajadores y empresarios representados por las organizaciones pactantes. No obstante, la empresa puede ofrecer su adhesión a los trabajadores no representados.
  • Acuerdos de empresa: Se utilizan para regular aspectos puntuales de las empresas, están situados a un nivel inferior del convenio colectivo.

Regulación del convenio colectivo en España

En España, las grandes empresas pueden negociar convenios de empresa con sus comités de empresa o delegados sindicales representativos de la mayoría de su plantilla.

Los convenios pueden tener aplicación nacional, autonómica, provincial o local. Asimismo, los convenios pueden tener aplicación a sólo una empresa o a varias empresas de un mismo sector económico.

En el caso de los autónomos y las pequeñas y medianas empresas (pymes) en las que no existen sindicatos se deben aplicar los convenios colectivos negociados por sindicatos y asociaciones empresariales que tengan representatividad reconocida a nivel estatal, autonómico o provincial o que cuenten al menos con un 10% de empresas afiliadas a las que les sea de aplicación el convenio.

Los convenios colectivos se publican en el «Boletín Oficial del Estado» o, en función del ámbito territorial del mismo, en el «Boletín Oficial» de la Comunidad Autónoma o de la provincia a que corresponda el convenio.